Última hora

Última hora

La sombra del terrorismo volvió a cernirse sobre París

Leyendo ahora:

La sombra del terrorismo volvió a cernirse sobre París

Tamaño de texto Aa Aa

El miedo volvió a apoderarse de París durante unos instantes. La policía francesa fue este lunes, de nuevo, el objetivo de los terroristas cuando un hombre estrelló el coche que conducía contra un furgón de la Gendarmería en los Campos Elíseos.
El turismo se incendió y el atacante, tras ser socorrido, falleció. Un atentado fallido en el que no hubo otros heridos. En el interior del vehículo llevaba un fusil kalashnikov, pistolas, armas blancas y una bombona de gas.
A consecuencia de la explosión, el área fue acordonada por un amplio dispositivo policial.

El individuo fue identificado como Adam Dzaziri, un francés de origen tunecino de 31 años que vivía al sur de París y que estaba fichado por radicalismo islamista. Una vigilancia que sin embargo no impidió que se hiciera recientemente con un permiso para portar armas.

“Se está convirtiendo en algo inevitable. Hay que vivir con este riesgo, sabemos que existe. Hay que aceptarlo y vivir con él”, decàia un ciudadano.

Según las primeras investigaciones, la intención de Dzariri era provocar una explosión en la colisión con el furgón. Cuatro miembros de su familia han sido arrestados tras un registro policial en su domicilio. Por ahora los hechos no han sido reivindicados por ningún grupo.

El ministro del Interior francés, Gérard Colomb, se desplazó al lugar de los hechos, donde calificó el ataque de “intento de atentado”. Expresó ante los medios de comunicación que “los hechos muestran que, una vez más, el nivel de amenaza es muy alto en Francia. El próximo miércoles presentaré en el consejo de ministros un proyeto de ley para prolongar el estado de emergencia”.

Asimismo, el exalcalde de la ciudad de Lyon aseguró que “también propondremos una ley para salir de este estado de emergencia pero manteniendo unas medidas de seguridad muy altas”. “Para los que se preguntan qué necesidad hay de todas estas leyes, vemos que Francia las necesita para poder defender eficientemente a nuestros conciudadanos. Necesitamos tomar una serie de medidas para prevenir estos ataques contra civiles o fuerzas del orden”, concluyó.

Se trata del tercer ataque terrorista contra las fuerzas del orden francesas en poco más de un mes y el segundo en los Campos Elíseos, donde el pasado abril fue asesinado un policía a apenas tres días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Otros dos agentes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, mientras que un transeúnte también recibió impactos de bala. El autor del atentado, que fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, también fue rápidamente abatido por los policías.