Última hora

Leyendo ahora:

Global Coversation con Brendan Cox


the global conversation

Global Coversation con Brendan Cox

El Reino Unido aparece más dividido social, racial y políticamente. Una división que ha calado en el estado de ánimo de sus ciudadanos después de los últimos atentados terroristas, la desigualdad reabierta tras el incendio de la torre de pisos de Londres y la incertidumbre del ‘brexit’.

Brendan Cox ha sufrido una experiencia dolorosa con el extremismo. Su esposa, la diputada Jo Cox, fue asesinada mientras hacía campaña contra el ‘brexit’. Desde entonces ha creado un movimiento, inspirado en las palabras de su esposa, apelando a “la unidad para combatir el odio que la mató.”

Euronews:

Brendan, bienvenido y gracias por acompañarnos. Hablemos de los últimos atentados terroristas en Londres, en particular de la comunidad musulmana que ha sido esta vez el centro de los ataques. Yo, que me crié en Londres, siempre tuve la impresión vivir en una ciudad tolerante ¿Ha dejado de serlo?

Brendan Cox:

“No, de ninguna manera. Cada vez es más tolerante; Londres y el país en su conjunto, tienden a la tolerancia. La gente es más tolerante con las diferencias raciales, religiosas, de sexo o género. No creo que el número de personas con ideas extremistas haya aumentado en este período, al contrario ha disminuido. Lo que ha cambiado es la legitimación de la narrativa con personas como Trump, Le Pen, Wilders, Farage y otros que han legitimado una narrativa de discurso de odio. No quiero decir que sean directamente responsables de estas atrocidades que estamos viviendo. Pero los ataques contra los musulmanes y los crímenes de odio en el referéndum, revelan que el discurso de Trump y otros, propician un clima en el que las personas que tienen esas opiniones, particularmente extremas, son más propensas a actuar.”

Euronews:

¿Quiere decir que estos políticos de extrema derecha han impulsado en cierto modo este odio. Pero…¿De dónde viene realmente este odio?

Brendan Cox:

“Creo que el odio siempre ha estado ahí. Siempre ha habido una minoría de personas impulsadas por el odio que por razones, bien personales, de su propia inseguridad, falta de perspectivas, carencias afectivas o lavado de cerebro, en algunos casos, han terminado por adherirse a una ideología extrema con el fin de encontrar un significado.
Esto ocurre con el extremismo islámico y también, con la extrema derecha.

Lo que me parece realmente interesante es que la política de odio que impulsa a estos grupos es esencialmente la misma, si nos fijamos en lo que tienen en común. Ambos creen que la gente debe vivir en estados puros, ya sea religiosamente puros o étnicamente puros; ambos creen que es legítimo atacar a los civiles para lograrlo y ambos creen que las personas diferentes no deben vivir juntas ni existir países de tolerancia diversa.”

Euronews:

En su intento por unir a la gente, se ha convertido en un activista, pero su campaña por la unidad va más allá de lo individual ¿Qué opina de la respuesta política que han tenido los últimos atentados?

Brendan Cox:

“Creo que el Gobierno se lo está tomando en serio. Tanto el terrorismo inspirado en el islamismo extremista como el provocado por la extrema derecha. Pero desde una perspectiva más general, de la gente, la pregunta sería ‘cómo podemos expulsar el odio’. Nos pasamos tiempo buscando una respuesta a los ataques del 7 de julio, del 9 de septiembre, del Bataclan o cualquiera del resto de atentados, tratamos de averiguar de dónde viene ese odio. Y a menudo lo vemos en predicadores de odio, en personas normales y corrientes que utilizan los medios de comunicación para promover una narrativa profundamente islamofóbica, o de incitación a la violencia contra los musulmanes. Creo que de la misma manera tenemos que reprimimos el discurso de odio que proviene de los islamistas, tenemos que reprimir el discurso de odio dirigido a toda la comunidad musulma.”

Euronews:

Hablemos ahora de la desigualdad de riqueza y del terrible incendio en un edificio Londinense. Muchos de los residentes en esa torre de pisos eran inmigrantes o refugiados recién llegados a la capital; también los más pobres que vivían en uno de los distritos más ricos de Londres. ¿Cree que una mayor desigualdad en la riqueza dificultará aún más la integración social?

Brendan Cox:

“Creo que tenemos preocuparnos por la estratificación social que está ocurriendo. Lo que el fuego de la torre de pisos ha puesto de manifiesto es sólo una parte de una historia mucho más amplia; no sólo en la capital, aunque aquí llega de forma más severa. Es comprensible el descontento que vemos en una sociedad cada vez más dividida. Y es aquí, donde el Gobierno tiene que buscar un papel más activo, pero también hay muchas fuerzas económicas actuales que están alejando aún más a estas comunidades del resto. Por tanto, como dije, hay una respuesta gubernamental, pero también una respuesta de la comunidad.”

Euronews:

“Otro frente es cómo tratar el ‘brexit’. Usted ha señalado que esos políticos europeos involucrados en una política europea de división, finalmente no han sido reelegidos, y que Europa se está uniendo, mientras, el Reino Unido aparece cada vez más alejado ¿Qué opina de esto?

Brendan Cox:

“En los dos últimos años ha habido una gran complacencia y eso se ha apoderado de las elecciones, en Austria, en Francia, y más tarde con la elección de Donald Trump en EE.UU. Esto ha golpeado nuestra conciencia colectiva y amenazado nuestros valores. Creo que sería un gran error pensar que Europa como entidad o cualquier otro país individual ha resistido esa tormenta. Creo que la tormenta va a continuar, incluso va a crecer y a ser más intensa. Por tanto necesitamos pensar en qué podemos hacer y cuál es la narrativa para crear comunidades más cercanas y más unificadas, algo en lo que hemos fracasado en los últimos años.”

Euronews:

Me gustaría despedirme con un apunte personal. Ud aboga por la unidad. Cuando se trata de su experiencia personal ¿Qué lugar ocupa el perdón?

Brendan Cox:

“Creo que pensaría en el perdón si hubiera remordimiento, pero mientras no haya remordimiento no me interesa el perdón. Lo he dicho en varias ocasiones. Yo me fijo en Jo y en cómo vivió su vida, en los valores por los que luchó, en las creencias que abrazó, y en el motor que la hacía avanzar. Su energía y entusiasmo en su manera de vivir. No voy a consentir que los recuerdos que guardo de Jo se esfumen por las acciones de un terrorista y un loco extremista. Voy a seguir centrándome en cómo vivió no en cómo murió.”