Última hora

Última hora

El crecimiento de Costa de Marfil atrae a inversores extranjeros

Costa de Marfil es una de las economías más dinámicas de África Occidental y un gran atractivo para los negocios.

Leyendo ahora:

El crecimiento de Costa de Marfil atrae a inversores extranjeros

Tamaño de texto Aa Aa

Costa de Marfil es una de las economías más dinámicas de África Occidental y un gran atractivo para los negocios. Estamos en Abidjan para saber como el país conseguirá su objetivo de unirse a las economías emergentes de aquí a 2020.

Punto de vista

"Tenemos un código de inversiones que es uno de los más atractivos, con importantes exenciones para reducir los derechos de aduana pero también a nivel de IVA"

Después de años de inestabilidad política, Costa de Marfil está experimentando un crecimiento impresionante, con una tasa de crecimiento del 8% del PIB en 2016, según la estimación del Banco Mundial.

El país está apostando por sectores como el de las infraestructuras para facilitar el acceso a la electricidad, agua y carreteras y autopistas modernas para conectar ciudades.

El Plan Nacional de Desarrollo 2016-2020 fijado por el Gobierno pretende sentar las bases para una economía emergente e impulsar los negocios en los próximos años. El primer ministro, Amadou Gon Coulibaly, explica los puntos clave: “Este plan está valorado en 60 mil millones de dólares. Nuestro objetivo es que el sector público financie el 40% y eso se destine a todo lo relacionado con las infraestructuras. Y el otro 60% del sector privado. También tenemos una fuerte inversión de capital humano, es decir, todo lo que es educación y formación profesional o en el sector de la salud”.

Más del 60% de la población tiene menos de 35 años. El Estado tiene un programa dedicado a mejorar la educación, con prácticas y planes para mejora la posición de las mujeres en la sociedad.

Tener capital humano cualificado es clave para aumentar el atractivo comercial, atraer inversores y crear empleo.

“Tenemos un código de inversiones que es uno de los más atractivos, con importantes exenciones para reducir los derechos de aduana pero también a nivel de IVA. Y vamos a pedir a los empresarios que las inversiones repercutan de manera importante en la economía local”, ha dicho el primer ministro.

Costa de Marfil es una apuesta segura en África con un variado perfil de sectores para la inversión como la banca, las telecomunicaciones, la energía, la minería o la industria agrícola. El Centro para la Promoción de Inversiones ha sido creado para ayudar a los empresarios con las gestiones administrativas, además de ofrecer todo tipo de información para montar un negocio aquí rápidamente.

“La primera etapa por la que pasa un inversor cuando llega a un país es la de recoger información. El CEPICI ha sido creado para que el empresario tenga un único interlocutor, una ventanilla única. Aquí proporcionamos información y asistencia. Se puede crear una empresa en un solo día, así que esta ventanilla permite a los inversores no perder el tiempo”, ha explicado Emmanuel Essis, director del CEPICI.

“Costa de Marfil tiene la ventaja de tener una comunidad diversa, desde la agricultura hasta los servicios. En Costa de Marfil hay materia prima agrícola, la primera oportunidad que hay es la agroindustria, la transformación industrial”, ha destacado Essis.

El país ha sido clasificado como el mayor productor mundial de cacao. De hecho, esta es una de las industrias más prometedoras. El productor de chocolate Cemoi es uno de los primeros inversores en Costa de Marfil del llamado “oro marrón”. En 1997 estableció su negocio de transformación de cacao en Abidjan. En 2015 el grupo invirtió 6 millones de euros en una fábrica que produce chocolate 100% de Costa de Marfil.

“La actividad aquí permite transformar 70.000 toneladas de cacao. Recibimos el cacao de las cooperativas y nosotros hacemos toda la transformación, desde el grano hasta que el chocolate está listo”, ha señalado Bejamin Bessi, director general de Cemoi.

¿Hay una fórmula mágica para atraer a inversores extranjeros?

“La clave del éxito es, primero, la formación. Los grupos internacionales, cuando invierten buscan marfileños bien formados y con experiencia. Y aquí volvemos a un punto de convergencia entre una política nacional de promoción de marcos nacionales y la necesidad de los inversores internacionales que buscan competencias locales”, ha asegurado Bessi.

La visión de desarrollo del país está dando más confianza a los mercados internacionales, alimentando también su ambición de ser la economía que más crece de África si consigue mantener el ritmo.