Última hora

Ashrita Furman acumuló un nuevo récord Guinness. Y el último de su colección es ciertamente peculiar. Esta vez lo consiguió con una máquina cortacésped. Este excéntrico estadounidense logró caminar 71 metros con la máquina apoyada solamente en su barbilla. Este ciudadano de la ciudad de San Francisco, en la costa oeste de Estados Unidos, tiene múltiples récords insólitos en su haber, como los de correr con una botella de leche en la cabeza o el de mayor velocidad empujando una naranja.

Más No Comment