Última hora

Al menos 34 edificios en el Reino Unido tienen un revestimiento inflamable y, por lo tanto, no son seguros. Así lo han determinado los inspectores tras examinar estos bloques de propiedad municipal destinados a personas sin recursos. En total 600 bloques van a ser revistados tras el incendio del pasado 14 de junio que causó 79 muertos o desaparecidos. Mientras, continúan los desalojos de cuatro bloques del barrio de Camdem.

“No tenemos donde ir. Nos han dicho que están enviando a la gente a Hackney, a hoteles. Pero no sabemos nada. Nadie nos ha dicho lo que está pasando”, señala uno de los desalojados.

“La gente ha tenido que decidir, ya sabes, en pocos minutos que hacía con sus posesiones, que es lo que iba a necesitar por un periodo indefinido de tiempo”, apunta otra mujer.


Un total de 83 personas se han negado a dejar sus apartamentos después de que el Ayuntamiento ordenara su desalojo tras declararlos inseguros por el riesgo de incendio de su revestimiento, similar al de la torre Grenfell. La Policía confirmó el pasado viernes que Grenfell se incendió al arder una nevera defectuosa, pero el fuego se propagó rápidamente debido al material inflamable con el que estaba hecho el revestimiento que se instaló en el edificio en 2016, que contravenía las regulaciones en este país.