Última hora

Leyendo ahora:

Las FARC inician la vía democrática tras entregar formalmente las armas


Colombia

Las FARC inician la vía democrática tras entregar formalmente las armas

La guerrilla colombiana de las FARC, la más antigua de América Latina, desaparece oficialmente como grupo armado. Un acto simbólico de entrega de las armas en Mesetas, municipio del departamento del Meta en el centro del país, uno de sus antiguos bastiones, ha servido para cerrar más de medio siglo de conflicto.

“Hoy 27 de junio para mí, y creo que para la inmensa mayoría de los colombianos es un día muy especial, un día que jamás olvidaremos, el día en que las armas se cambiaron por las palabras”, ha dicho el presidente de Colombia y Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos. “Habrá verdad, justicia y reparación para las víctimas”, ha añadido Santos.


El líder guerrillero, Rodrigo Londoño, alias Timoleón Jiménez, Timochenko, ha dicho que las FARC continuarán existiendo pero como un movimiento de carácter legal y democrático: “Adiós a las armas, adiós a la guerra, bienvenida la paz”.


Después de medio siglo de conflicto armado, cuatro años de diálogos de paz en Oslo (Noruega) y en La Habana (Cuba), un referéndum que puso en riesgo el proceso y siete meses para la aplicación del Acuerdo, la guerrilla más antigua de América Latina hace entrega oficial y definitiva de sus armas. Un proceso no exento de críticas.


La misión de las Naciones Unidas en Colombia ha anunciado que tiene almacenadas bajo custodia 7.132 armas individuales de las FARC. “Al día de hoy, la Misión tiene almacenado el conjunto de las armas individuales de las FARC registradas: 7.132 armas, salvo aquellas que, de conformidad con la hoja de ruta, servirán para dar seguridad a los 26 campamentos de las FARC hasta el 1 de agosto de 2017”, afirmó la ONU en un comunicado. Según recordó el organismo, “la Misión de la ONU en Colombia ha estado almacenando en sus contenedores de armas” las recibidas en cada una de las 26 zonas transitorias de normalización. Las únicas armas que permanecen en poder de las FARC son aquellas usadas por los guerrilleros para la seguridad de estas 26 zonas.

Este acto no supone el fin de la violencia en Colombia. Todavía siguen activos algunos grupos disidentes de las propias FARC, también otra guerrilla, la del Ejército de Liberación Nacional (ELN) sin olvidar diversas organizaciones criminales, muchas vinculadas al tráfico de drogas.