Última hora

Última hora

Radiografía de la soledad en la Unión Europea

Leyendo ahora:

Radiografía de la soledad en la Unión Europea

Tamaño de texto Aa Aa

El 6% de la población europea no puede pedir ayuda a nadie o no tiene con quién hablar de sus problemas personales. En la Unión Europea contamos con 30 millones de personas aisladas.

Italia, con un 13,2% y Luxemburgo, con un 12,9%, son los dos países en los que hay más personas en los que sus ciudadanos no pueden pedir ayuda a un familiar o vecino. En estos dos territorios el porcentaje es casi el doble que la media europea.
En Francia, el 12,4% de los franceses están aislados a la hora de hablar con alguien.

Estos datos los ha publicado Eurostat (Oficina Europea de Estadística) a través de una encuesta que ha llevado a cabo recientemente.

Y el perfil más común de personas aisladas es el de hombres solteros y de edad avanzada que viven solos en ciudades.

Podríamos pensar que los habitantes de zonas rurales más remotas son lo que están más aislados pero no es el caso, la mayoría de ellos viven en grandes ciudades, entre el 6,4% y el 6,1%.

Otra idea concebida que podríamos tener es que la gente que tiene más dinero está más sola y los que tienen rentas más bajas están más acompañados pero esta no es la realidad; cuanto más bajos son sus ingresos, más solos están, un 9,4% para los que no disponen de dinero y un 3,8% para los que disfrutan de más capital.

Italia es el país en el que estas dos situaciones se ven de forma más cotidiana. Y Holanda ocupa un tercer puesto.

Lo más preocupante con respecto a Holanda es que entre 2013 y 2015, el porcentaje de personas que no podían pedir ayuda subió mucho, sobre todo entre los ancianos de más de 75 años.

Sin embargo en Grecia, todo lo contrario, de un 18,5% de habitantes que no tenían a nadie con quien contar en 2013 pasaron a un 3,8% en 2015.

En España estos casos no son muy comunes, es uno de los países con la tasa más baja, alrededor del 2% de sus habitantes se encuentran en esta situación.

Otro terrible dato que aporta el estudio es el de las personas que no tienen “a nadie con quien hablar” de sus asuntos personales. El porcentaje de personas en esta situación ha aumentado Francia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Holanda.