Última hora

Leyendo ahora:

Kersti Kaljulaid, presidenta de Estonia y presidenta de turno de la UE


the global conversation

Kersti Kaljulaid, presidenta de Estonia y presidenta de turno de la UE

Estonia toma el timón de la Unión Europea justo cuando el bloque de países hace frente a muchos desafíos: el Brexit, la llegada de Donald Trump, la crisis migratoria…y la amenaza de Rusia.

Global Conversation entrevistó a la presidenta de Estonia Kersti Kaljulaid, que asumió el puesto en octubre pasado.

James Franey, Euronews:
Quiero empezar preguntándole por la amenaza del gobierno italiano de cerrar sus puertos a los barcos humanitarios provenientes de otros países. ¿Cómo reacciona a esto? Siendo la inmigración uno de los principales asuntos de preocupación de la Unión Europea justo cuando Estonia la preside.

Kersti Kaljulaid:
Hay que cambiar esta situación en la que algunos países se niegan a aceptar sus responsabilidades, mientras que sus vecinos llevan toda la carga. Tenemos que romper esta dinámica. Debemos ser un puente entre dos puntos de vista diferentes. Para esto hay diferentes mecanismos. La Unión Europea es por naturaleza una institución que redistribuye, por ejemplo, recursos entre los países para que puedan manejar mejor las situaciones que pueden presentar dificultades. Creo que en este caso tenemos varias posibilidades. También hay que entender que las personas que solicitan asilo en Europa tienen ciertas preferencias respecto a qué países quieren ir.
Tenemos que tratar este asunto porque obviamente estas personas tienen libertad de movimientos en Europa. Tienen tendencia a ir donde su nivel de ingresos podría ser mayor en un futuro. Esto es humano, muy comprensible.Porque si lo has perdido todo intentarás conseguir las mejores condiciones de vida para tu familia y para ti. Los países con ingresos más bajos están en dificultades a este respecto. Tenemos también que tratar este punto.

Euronews:
Usted mencionó las “opciones” que habría para hacer cambiar de opinión a los países que no cumplen sus compromisos sobre este asunto. ¿De qué tipo de opciones estaríamos hablando?

Kersti Kaljulaid:
Creo que quizá se podría dar apoyo financiero a aquellos países que acepten acoger a migrantes provenientes de naciones vecinas. Por otro lado, no se les puede poner ante una situación moralmente inaceptable porque después tendrían que hacer frente a preguntas incómodas.
Como por ejemplo: Se están asentando aquí personas que solicitan asilo. El gobierno les ayuda más que a sus propios ciudadanos pobres.

Tenemos que poner todos estos asuntos sobre la mesa y debatirlos. Pero lo que es seguro es que la situación no se resolverá sola, necesita buena voluntad.

Euronews:
El presidente Trump ha sido, por decirlo de alguna manera, tibio respecto a sus compromisos con la OTAN. ¿Confía usted en que los Estados Unidos sigan respaldando la alianza atlántica?

Kersti Kaljulaid:
En Twitter sus palabras pueden ser menos claras o precisas de lo que esperaríamos, o de lo que desearíamos. Pero si dejamos de lado el mundo de Twitter, si miramos a la política de su administración, es realmente sólida. Lo ha sido durante estos últimos seis meses, no tengo duda alguna. Los mensajes que hemos recibido en la región son exactamente los mismos que antes. No hay titubeos. No los ha habido. Y, por supuesto, nos sentimos seguros, preparados, porque tener un vecino impredecible no implica estar asustado. No nos pasamos el día preguntándonos ‘¿Y si…?
Confiamos en la OTAN. Confiamos en nuestros aliados. Y tenemos una alianza basada en nuestros valores democráticos y la estructura internacional de seguridad. Todos respetamos los acuerdos y pactos internacionales. Evidentemente hay un país, nuestro vecino, que no está respetando sus compromisos en varias instancias internacionales.

Euronews:
Rusia tiene tropas, cerca de 300.000 efectivos, estacionados en su flanco oeste ¿Cuáles cree que son las intenciones del presidente Putin?

Kersti Kaljulaid:
Desde incluso antes de la guerra de Georgia, el presidente Putin está intentando renegociar, reorganizar, la estructura internacional de seguridad de la que hablábamos y que se basa en la Conferencia de Helsinki de 1973 que dice que cada país tiene derecho a decidir con quién se asocia. Y esto al presidente ruso no le gusta. Lo quiere cambiar. En Georgia creo que Occidente cometió un error porque no vieron que estaban dando un mal ejemplo. Había habido un intento de renegociar este equilibrio internacional antes, cuando Medvédev era presidente. No hubo éxito. Pero en Georgia Rusia aprendió que si pasa a la acción, la reacción es bastante débil. Y así llegó la avalancha a Crimea. Creo que todo el mundo entendió lo que se esconde tras estos actos. La estructura internacional de seguridad está amenazada. El derecho de decisión de cada país debe ser defendido.

Euronews:
Querría hablar un poco más sobre este punto, la unidad en la Unión Europea, porque pese a que se repite el “estamos unidos”, y hemos visto una extensión de las sanciones contra Rusia por la crisis ucraniana, hay puntos de vista divergentes. Por ejemplo, la cuestión del gasoducto Nord Stream 2: 13 países se opusieron a él en Bruselas hace unos días. Pero Alemania y Francia parecen apoyarlo totalmente. ¿Cuál es su posición al respecto?

Kersti Kaljulaid:
De todos modos el gas está perdiendo importancia. Tanto que ya no se puede chantajear a nadie por un gasoducto. Por supuesto esto implica que no se puede garantizar a nadie grandes ganancias gracias a un gasoducto. Y esto nos lleva a la cuestión ucraniana. Se puede construir, o no, el Nord Stream 2, pero está claro que habrá más de una solución de abastecimiento para toda Europa de todos modos. La tecnología está cambiando muy rápido.

Euronews:
¿Cree que Putin utiliza el gas y la energía para dividir en la UE?
Do you think Mr. Putin uses gas and energy as a means of dividing the EU?

Kersti Kaljulaid:
Está intentando utilizar cada fisura para meter una cuña ahí y separarnos, para demostrar que Europa no está unida.

Euronews:
La primera ministra británica Theresa May ha hecho una propuesta sobre los derechos de los ciudadanos europeos en su territorio. Entre ellos hay apenas 10,000 estonios. ¿La oferta le parece suficiente?

Kersti Kaljulaid:
Estamos bastante seguros de que podemos confiar en que el Reino Unido protegerá sus derechos.

Euronews:
¿Cómo puede hacerse?

Kersti Kaljulaid:
El Reino Unido es un país democrático, libre, que comparte nuestros valores, que seguirá estando en Europa, seguirá siendo nuestro socio y aliado, incluso cuando tenga lugar el Brexit. No permitiremos que las negociaciones rompan esos vínculos. No es el objetivo de nadie en la UE, se lo aseguro.

Euronews:
Acaba de decir algo muy interesante: “Cuando tenga lugar el Brexit.” Hay quien piensa todavía en Bruselas que el Brexit es reversible y no se aplicará

Kersti Kaljulaid:
Me encantaría que pudiera ser así, pero no sé cómo se podría evitar. Obviamente no me gusta ver al Reino Unido abandonar la Unión Europea. Estoy aún más triste por los ciudadanos británicos porque no creo que económicamente esta sea una buena decisión.