Última hora

El mundo tendrá 1.000 millones de habitantes más para 2030 y alcanzaría los 11.200 millones en 2100,
según las proyecciones de la ONU.


La población mundial, estimada actualmente en unos 7.550 millones de personas, aumentará en aproximadamente 1.000 millones de aquí a 2030, según las nuevas proyecciones de la ONU.


Europa será la única región donde el número de habitantes se reducirá entre 2017 y 2030, pasando de unos 742 millones a unos 739, según la organización.

En general, las proyecciones confirman las tendencias apuntadas en el anterior informe publicado en 2015. Naciones Unidas espera que la población mundial aumente hasta cerca de 9.800 millones de personas en 2050 y que, para 2100, el mundo tenga casi 11.200 millones de habitantes.

Más de la mitad del crecimiento de la población de aquí a 2050 se concentrará en solo nueve países: la India, Nigeria, la República Democrática del Congo, Pakistán, Etiopía, Tanzania, Estados Unidos, Uganda e Indonesia.

Entre los diez mayores países del mundo, Nigeria es el que crece a un ritmo más intenso. Es actualmente el séptimo Estado por población. Las proyecciones dicen que superará a Estados Unidos como el tercer país más poblado antes de 2050.


La India será el país más poblado del planeta dentro de unos siete años y superará en población a China. Hoy en día, la India tiene unos 1.300 millones de habitantes, esto es el 18 % de la población mundial, y la tendencia apunta a que superará los 1.400 millones de habitantes que tiene China en menos de una década.


Pese a que la población del mundo seguirá aumentando, lo hará a un ritmo más lento que en los últimos años debido a una reducción de la tasa de fertilidad en casi todas las regiones, incluidos lugares donde sigue siendo muy alta como África.

De hecho, en los últimos años Europa ha sido el único continente donde el número de hijos por mujer ha aumentado, pasando de 1,4 en el periodo 2000-2005 al 1,6 en el periodo 2010-2015.

Pese a ello, Europa será la única región donde el número de habitantes se reducirá entre 2017 y 2030, pasando de unos 742 millones a unos 739.

En comparación, la población de África aumentará en ese periodo de 1.256 millones a unos 1.703 millones y la de Asia de 4.504 millones a 4.946 millones.

México, el décimo país más poblado del mundo, con 129 millones de habitantes, tendrá para el año 2100, 151 millones de mexicanos. La ONU resaltó además que la población de México aumentará a 147 millones para el año 2030, y a 164 millones para 2050, luego de lo cual comenzará su declive.


El informe también señala otras tendencias como la concentración del crecimiento en los países pobres, lo cual presenta un enorme desafío para implementar los ODS.


Por otra parte, se destaca una reducción de los niveles de fertilidad que desaceleran el ritmo de crecimiento, pero, a su vez, generan una tendencia al envejecimiento de la población.


Esto tendrá un profundo impacto en las sociedades, estima la ONU, y pondrá de manifiesto presiones sobre los servicios de salud, los sistemas de pensión y protección social en muchos países.


La expectativa de vida también ha aumentado. Entre los años 2.000 a 2005, fue de 65 años para los hombres y 69 para las mujeres. Entre 2010 y 2015, alcanzó 69 para los hombres y 73 para las mujeres.

El año 2100 y el Cambio Climático

Según un estudio publicado en la revista Nature Climate Change, en el año 2100 podrá haber temperaturas mortales hasta 50 días al año.

Los científicos advierten de que si las emisiones contaminantes continúan aumentando al actual ritmo, tres de cada cuatro personas se enfrentarán a temperaturas potencialmente mortales en 2100, según un estudio publicado en la revista “Nature Climate Change”.

En algunas zonas como Orlando o Houston las olas de calor letales podrán durar todo el verano.

Hoy en día una de cada tres personas está expuesta a olas de calor extremas, una cifra que se elevará al menos a casi la mitad de personas en el próximo siglo, a pesar de que se realicen esfuerzos para reducir las emisiones que alteran el clima.

El autor principal del informe, Camilo Mora, asegura que el cambio climático ha puesto a la humanidad en un camino peligroso que será cada vez más difícil de revertir si las emisiones de gases de efecto invernadero no se toman en serio.

Sin embargo, el estudio considera que los riesgos más graves se encuentran en las zonas tropicales, donde las temperaturas ya están cerca del umbral de peligro y donde el calor puede durar más tiempo y no solo en verano.