Última hora

La UE quiere controlar mejor la inmigración que llega a Libia

El objetivo es reforzar el control fronterizo en los países del Sahel para evitar el aumento de inmigrantes irregulares que abandonan el África Occidental y trata de llegar a Europa especialmente desd

Leyendo ahora:

La UE quiere controlar mejor la inmigración que llega a Libia

Tamaño de texto Aa Aa

El objetivo es reforzar el control fronterizo en los países del Sahel para evitar el aumento de inmigrantes irregulares que abandonan el África Occidental y trata de llegar a Europa especialmente desde Níger a Libia. Una estrategia debatida este lunes por los jefes de la diplomacia en Bruselas, con la participación por primera vez de organizaciones de Naciones Unidas.

“Gracias a su trabajo (del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, y de la Organización Internacional para las Migraciones OIM, con el Gobierno) el sur de Libia, se encuentra ahora en los niveles más bajos de acceso de inmigrantes desde Níger, y gracias también a la cooperación de las autoridades de Níger y las autoridades locales”, ha manifestado la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

Para Amnistía Internacional “el cierre de fronteras en Libia no es una solución eficiente, como así lo han demostrado otros ejemplos de muros y despliegues militares en otros lugares del mundo. En su lugar, reclaman un proceso con canales regulares para aquéllos que vengan a Europa en busca de una vida mejor:

“Cuanto más alto sea el muro, mas alta será la escalera para que la gente salte. Está muy claro que mientras haya violencia, conflicto, crímenes de guerra y pobreza, la gente continuará huyendo y emigrando. Tiene que existir un enfoque más holístico: que podamos ofrecer visas, educación, reunificación familiar, reasentamiento, opina Iverna McGowan, directora de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas.

La región del Sahel, que abarca desde el desierto del Sáhara a la sabana del Sudán, es una de las regiones más pobres del mundo, acosada por cuatro crisis alimentarias desde el año 2000 y numerosos conflictos.