Última hora

Leyendo ahora:

Cosmética Marroquí: Descubre sus secretos


target

Cosmética Marroquí: Descubre sus secretos

El origen de los cosméticos en Marruecos se encuentra aquí. En las montañas de la zona sur, en la región de los árboles de argán. Únanse a nosotros y descubran los secretos de la belleza y cómo funciona la indústria cosmética.

Daleeb Hassan: “El origen de los cosméticos en Marruecos se encuentra aquí. En las montañas de la zona sur, en la región de los árboles de argán. Únanse a nosotros y descubran los secretos de la belleza y cómo funciona la indústria cosmética.”

En la ciudad de Agadir se dan los primeros pasos para la creación de uno de los aceites vegetales más caros del mundo. El aceite de Argán, rico en vitaminas, es conocido por sus beneficios en el cuidado de la piel. Popularmente conocido como el ‘‘árbol de la vida’‘, sus propiedades van más allá de la coméstica. Evita la desertificación de la zona y proporciona cierto poder económico a las mujeres que viven en zonas rurales de la región.

“Trabajar en la industria del argán tiene un importante aspecto económico, así es como nos ganamos la vida. Representa cerca del 80% de los ingresos de las familias de la zona. Si preguntas a las mujeres de por aquí, todas te dirán que están felices y orgullosas de formar parte del cuidado de muchas mujeres de todo el mundo”

Marruecos produce 4000 toneladas de aceite de argán cada año, de la cual una tercera parte es exportada principalmente a grandes marcas europeas de cosmética. El plan industrial de Aceleración en Marruecos planea aumentar la producción anual hasta llegar a las 10.000 toneladas en 2020 gracias a las 800.000 hectáreas de bosques de Argán.

En Marrakesh descubrimos que la cosmética local no solo se limita al aceite de argán. El farmacéutico Khalid Bitar, nos cuenta que hay miles de plantas que se usan en la creación de nuevos cosméticos.

‘‘En Marruecos, podemos encontrar la Rosa Damascena. De esta planta se extrae via destilación un aceite que se utiliza en muchas composiciones de cosméticos y también de perfumes’‘.

A pesar del creciente interés por las plantas aromáticas y medicinales por parte de laboratorios locales, la indústria cosmética de Marruecos aún tiene mucho camino por recorrer.

‘‘Marruecos tiene mucho potencial para ser uno de los mayores exportadores de productos de alta calidad. Tenemos 4200 especies de plantas arómaticas, pero son exportadas a gran escala. No existat una valoración real de nuestros productos nacionales. ‘’

Nos dirigimos hacia el norte a través de la cordillera del Atlas. En nuestro camino, nos paramos en una zona rica Gasshoul. El Gasshoul es una piedra única de la región a partir de la cual se crea una arcilla rica en minerales y nutrientes. Zhor Hnid ha desarrollado una técnica para utilizarla en tratamientos hidratantes.

“El Ghassoul es una arcilla única que solo se encuentra en Marruecos. Se trata de una piedra que permite la formación de espuma. Hemos desarrollado un proceso tras una investigación centífica, que nos permite extraer espuma y adaptarla a diferentes tipos de pieles y de cabello.”

En Las Vegas, en la convención del Cosmoprof, se juntan distribuidores, minoristas, marcas de cosmética y proveedores para descubrir las últimas tendencias y los productos más innovadores. Es el primer año que Marruecos participa en una de las mayores ferias de cosmética ‘‘business to business”. Una oportunidad magnífica para mostrar su potencial y sus productos de alta calidad.

“Para nosotros los más complicado es el marketing, hay mucha competencia. Les tenemos que hacer ver por qué tienen que invertir en productos de Marruecos. Si tienes una buena campaña de marketing, es mucho más fácil vender tus productos”, comenta Salah Ben Youssef, comerciante marroquí.

En el mayor mercado de cosméticos del mundo, la calidad no lo es todo. Tener una buena red de contactos es clave para encontrar nuevos socios interesados en productos que vienen de más alla del Océano Atlántico.

“Creo que Marruecos tiene una excelente materia primera, de alta calidad. Pienso que es por la herencia cultural tan variada propia de la zona. Hay productos que no había visto nunca antes, creo que es realmente interesante empezar a utilizarlos.’‘