Última hora

Hamburgo está expuesta a la naturaleza. Las inundaciones siempre han sido una amenaza para la ciudad hanseática, donde en 1962 una riada acabó con la vida 315 residentes. El peligro se agrava con el cambio climático. Se prevé que el nivel del agua suba medio metro en 2100.

Para mantener a los hamburgueses a salvo, las autoridades están reconstruyendo el dique principal de Landungsbrücken, que protege el centro de la ciudad, para hacerlo 1,4 metros más alto. Sin embargo, el nuevo y prestigioso barrio de HafenCity y la recién estrenada Filarmónica del Elba no está protegida por ningún dique. Para proteger esta zona, Hamburgo ha confiado en los antiguos métodos: construir en elevación.

La infraestructura del nuevo distrito se ha construido sobre una basa elevada, de forma que los vecinos viven 8,3 metros por encima del nivel del agua. Según Jürgen Rux, el jefe de proyectos de HafenCity, este método tiene muchas ventajas, entre otras, la estética: “No hay ningún muro o dique enfrente de HafenCity. Los ciudadanos pueden disfrutar de las vistas del agua”