Última hora

Una persona ha muerto y siete han resultado heridas, varias de gravedad, en el accidente que sufrió anoche una atracción en la feria estatal de Ohio, en Estados Unidos.

Una sección de la atracción se desprendió de la estructura principal y las personas que la ocupaban salieron disparadas.

El accidente tuvo lugar en la ciudad de Columbus.

“Estoy muy impresionada porque todo estaba bien preparado para que nada de esto ocurriese. Es una pena, la verdad”, dice una señora.

Tras el accidente, las autoridades ordenaron inmediatamente el cierre de todas las atracciones para su inspección. Una investigación también se ha puesto en marcha.

“Siempre se llevan a cabo varias inspecciones cuando las atracciones llegan a la feria. También se realizan controles prácticamente todos los días. La investigación servirá para determinar qué ocurrió, cuál fue el fallo”, ha explicado David Daniels, director del Departamento de Agricultura del Estado de Ohio.

La atracción accidentada, llamada “Fire Ball” (“Bola de fuego”), consiste en un péndulo en cuyo extremo se sientan las personas en círculo y se balancean de lado a lado mientras dan vueltas sobre sí mismas.