Última hora

Decenas de palestinos celebraron este jueves por la mañana la retirada completa de las medidas de seguridad instaladas por Israel a la entrada de la Explanada de las Mezquitas.

Tras confirmarse la noticia, los líderes musulmanes de Jerusalén pusieron fin a las convocatorias de marchas de protesta e hicieron un llamamiento a los fieles para que vuelvan a rezar en el lugar.

“Hemos leído el informe del comité técnico. Ese informe confirma que los obstáculos que la ocupación había instalado a las puertas de la mezquita de Al Aqsa y en las calles cercanas ya no están. Es una victoria de nuestro pueblo y de todos los esfuerzos que hemos realizado para que los detectores de metales fuesen retirados”, explicó Abdel Azim Salhab, director del Consejo del Waqf.

Vallas, detectores de metales y estructuras para nuevas cámaras inteligentes… Todo formaba parte de la lista de exigencias que las autoridades musulmanas que administran el recinto habían entregado a la policía israelí.

Estas medidas de seguridad eran consideradas por los musulmanes una vulneración del statu quo de su tercer lugar más sagrado.

Todo comenzó el pasado día 14 cuando tres árabes israelíes asesinaron a dos policías en la Explanada. Tel Aviv decidió entonces cerrar el recinto y establecer nuevos controles.