Última hora

Miles de renos mueren de hambre. La causa de ello es el cambio climático. 80 mil renos, el 22% de la población total, fallecieron por falta de alimentos en Siberia entre 2006 y 2016.

Los cambios de temperatura crean una capa de hielo en la parte superior del liquen, la hierba que alimenta los renos y ello hace que los criadores de renos deban alimentarlos para mantenerlos con vida.

“No duermo durante las noches si veo que hay un reno que no puede alcanzar su comida. Se sufre al verlo y hago todo lo posible para que puedan comer”, dice Johan, un cuidador de renos en el norte de Suecia.