Última hora

Segundo incendio en dos años en una de las torres residenciales más altas del mundo, la Torre Antorcha en Dubái. Todos sus ocupantes pudieron ser evacuados y no hubo que lamentar víctimas.

El fuego, ya controlado y cuyo origen se desconoce, afectó a la mitad superior de la Torre Antorcha, de 79 plantas y 337 metros de altura.

Este rascacielos, que durante un tiempo fue el inmueble de viviendas más alto del planeta, sufrió otro incendio en febrero de 2015. La investigación reveló que el revestimiento inflamable alimentó las llamas, como ocurrió en la Torre Grenfell de Londres, el pasado junio.

En enero, Dubái anunció reglas de construcción más rigurosas, para minimizar los riesgos, tras una serie de fuegos en rascacielos debido a los materiales altamente inflamables utilizados para los revestimientos exteriores.