Última hora

Dos cachorros de oso polar, Beliy y Seriy, se refrescan en el zoo de Budapest con cubos de hielo gigantes. Una manera poco natural pero práctica para poder lidiar con las temperaturas de hasta 38 grados que azotan al país en los últimos días.

Los cachorros, de dos años de edad y procedentes del zoo de Moscú, también se comieron las sandías que sus cuidaros les lanzaron al agua

Más No Comment