Última hora

Dice que las ejecuciones en la región de Kasai pueden constituir crímenes de lesa humanidad.


Más de 250 personas han sido asesinadas, de ellas 62 son niños, entre marzo y junio de este año. Los muertos podrían ser muchos más, porque la misión de la ONU ha encontrado 80 fosas comunes.

El conflicto, que ha causado más de un millón de desplazados, estalló hace un año, cuando el Ejército mató a un líder de la milicia Kamuina Nsapu. Los enfrentamientos comenzaron y las fuerzas gubernamentales están golpeando a la población con una violencia inusitada.

Scott Campbell, jefe de la oficina humanitaria de la ONU para África Central y Occidental: “La naturaleza y el alcance de lo que está ocurriendo… Son ataques muy diversificados, muchos de los que han ocurrido en las aldeas parecen estar muy bien planificados. La naturaleza de los actos cometidos, los asesinatos generalizados podrían constituir crímenes de lesa humanidad según el derecho internacional. Por supuesto, eso solo puede determinarlo un tribunal competente”.