Última hora

Con cerca del 99 % de los votos, el exmilitar tutsi Paul Kagame ha sido reelegido para un mandato de otros siete años.
Será su tercera presidencia tras haber reformado la Constiución para poder presentarse de nuevo.

Los observadores electorales aseguran que la causa de estos abultados resultados son la paz y la prosperidad que ha proporcionado su Gobierno y también el miedo a que vuelvan los enfrentamientos interétnicos.

El rival de Kagame, Frank Habineza, del opositor Partido Verde Democrático de Ruanda ha quedado descabalgado sin llegar al 1% de los votos.

Durante la campaña y con el pretexto de salvaguardar la cohesión nacional, la comisión electoral impuso la censura previa a los mensajes en las redes sociales de los candidatos.

Estas han sido la terceras elecciones presidenciales desde el genocidio de 1994 en el que en noventa días fueron asesinados cerca de un millón de personas, el once por ciento de la población de Ruanda.

Según Amnistía Internacional, las autoridades ruandesas han atacado la libertad de prensa, con la detención, acoso e incluso asesinato de periodistas, muchos de los cuales se han visto obligados a exiliarse