Última hora

Leyendo ahora:

El apoyo incondicional de los militares a Maduro


Venezuela

El apoyo incondicional de los militares a Maduro

Aunque la situación política y económica es cada vez más insostenible en Venezuela, el presidente Nicolás Maduro parece estar, de momento, a salvo de un golpe de Estado. El Ejército tiene poder en ministerios estratégicos y en una gran parte de la economía, incluido el sector del petróleo.
Más de un tercio de los puestos gubernamentales del país están ocupados por generales, coroneles y almirantes, 12 de 32 carteras más importantes, como Interior, Justicia, Energía, Agricultura, Alimentación, Vivienda, Obras Públicas, además de Defensa. En el centro de este poder político-militar está el general Vladimir Padrino López , jefe del Estado Mayor y ministro de Defensa. Es lo más parecido a un primer ministro ya que una gran parte de los miembros del Ejecutivo deben rendirle cuentas.


El fallecido Hugo Chávez (en el poder de 1999 hasta 2013), predecesor y mentor de Nicolás Maduro, tuvo la idea de abrir ampliamente la puerta del poder a los militares para contrarrestar cualquier tentación de golpe de Estado. Un año después de su muerte, el general Padrino López fue nombrado ministro de Defensa. Desde entonces ha ampliado considerablemente sus poderes gracias a su pequeño ejército de ministros. Controlan la recaudación de impuestos, la contratación pública, el sector bancario y energético, la construcción de viviendas, la producción y distribución alimentarias, entre otros sectores.
Los militares que rodean al presidente de Venezuela tampoco tienen que preocuparse de su jubilación. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana gestiona también un banco, una planta de montaje de automóviles, una empresa de construcción y la Camimpeg, la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas.