Última hora

Este lunes, funcionarios y seguidores del Gobierno del presidente Nicolás Maduro salieron a las calles de Caracas a expresar su apoyo a la polémica Asamblea Constitucional. Muchos llevaban camisetas y sombreros rojos en apoyo al partido socialista del mandatario bolivariano. Teóricamente, la Asamblea Nacional, en control de la oposición, y la Constituyente, en manos de seguidores de Maduro, podrían llegar a convivir. Pero esta última, nacida a partir de unos comicios condenados por parte de la comunidad internacional, incluida la Unión Europea, tiene poderes para reformar la Carta Magna promovida por el anterior presidente Hugo Chávez, y otorgarle más poder a su sucesor. En los últimos meses han sido constantes las manifestaciones de venezolanos contrarios a la deriva autoritaria del régimen, en las que han muerto más de cien personas.

Más No Comment