Última hora

Las cifras no son comparables a las de otros países, como España, Italia o Francia. Sin embargo, las infraestructuras de la isla escocesa están al borde del colapso. Las autoridades piden a aquellos que piensen visitarla que se aseguren de tener lugar dónde dormir antes de llegar, porque de lo contrario podrían encontrarse en una situación complicada.

“No imaginaba que habría tanta gente. Esto nos sorprendió bastante pero, bueno, tienes esos paisajes tan extensos. Puedes andar y tener tu espacio, así que…”, decía una turista.

Más de dos millones de personas pernoctaron, al menos una noche, en la isla en 2015. Skye podría convertirse en víctima de su propio éxito.