Última hora

Cita con las urnas en Angola. Los angoleños votan este miércoles en unas elecciones generales marcadas por el fin del reinado ejercido, desde hace 38 años, por el presidente José Eduardo dos Santos. Él no sigue pero parece poco probable su partido no siga al frente de un país en plena crisis económica. Al frente del poder de la excolonia portuguesa, desde que logró sus independencia en 1975, el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) está llamado a ganar las elecciones y convertir a su candidato, el exministro de Defensa Joao Lourenço, en el nuevo jefe del Estado. Con menos recursos financieros y más difícil acceso a los medios, los dos principales partidos de la oposición, la Unita y la Casa-CE, tratan de arrebatar al MPLA su mayoría absoluta en el Parlamento. El sábado, tan solo cuatro días antes de las elecciones, José Eduardo dos Santos pasó el testigo a su sucesor delante de miles de partidarios cubiertos con banderas rojas y negras con la estrella dorada del partido, convocados en la gran periferia de Luanda, capital del país. Al parecer, la delicada salud del político de 74 años, conocido como “Zedu”, ha acelerado su retirada del poder, inicialmente planeada para 2018. Productor de petróleo, durante muchos años Angola vivió una bonanza económica pero la caída de los precios que el denominado “oro negro” ha sufrido desde 2014, ha hecho aumentar considerablemente la tasa de desempleo y ha dejado a la nación africana al borde del colapso financiero.

Más No Comment