Última hora

El imán de Ripoll, un gran desconocido para la comunidad islámica Annur

Leyendo ahora:

El imán de Ripoll, un gran desconocido para la comunidad islámica Annur

Tamaño de texto Aa Aa

Euronews ha estado en Ripoll, donde Abdelbaki es Satty era imán. El presidente de la comunidad islámica Annur de esta ciudad del norte de Cataluña ha hablado sobre el presunto cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils y ha asegurado que desconocía su pasado y sus planes para cometer una matanza. El imán falleció en la explosión de la casa de Alcanar cuando manipulaba explosivos.

Vicenç Batalla, euronews:
“Los responsables de la comunidad islámica Annur, aquí en esta mezquita de Ripoll, siguen conmocionados por lo ocurrido con el imán Abdelbaki es Satty. No sabían nada de su pasado en las cárceles españolas ni de sus viajes a Bélgica. Y se extrañan de que nadie les hubiera dicho todo esto antes”.

El imán estuvo en prisión entre 2010 y 2014 por tráfico de drogas. Sobre él pesaba una orden de expulsión de España, que quedó en suspenso por orden judicial.

Alí Yassine, presidente de la comunidad Annur de Ripoll:
“Todo lo que predicaba era el Islam. No había amenazas, no había mensajes radicales. No había cosas raras para sospechar que este tío escondía algo. Lo que pasa es que lo que hacía fuera era otra cosa. Aquí nos viene con una cara. Y, fuera, tenía otra cara. Nos sentimos muy engañados, nosotros y la familia de los niños”.

Se sospecha que Es Satty, que llegó a Ripoll en 2015, radicalizó a los jóvenes para perpetrar ataques como los de Cataluña.

Alí Yassine, presidente de la comunidad Annur de Ripoll:
“Se marchó unos días después del Ramadán. Se marchó porque nos pidió tres meses de vacaciones. Nos dijo que se iba tres meses a Marruecos y que, luego, volvía. Nosotros fuimos muy claros con él y le dijimos que, si se quería ir, se fuera tres semanas”.

Anteriormente, Es Satty fue al municipio belga de Vilvoorde para pedir infructuosamente que le contrataran como imán. La policía belga se dirigió en 2016 a los Mossos para advertirles de la “actitud radical” de marroquí.

Alí Yassine, presidente de la comunidad Annur de Ripoll:
“La verdad, no hemos recibido ningún mensaje (de ninguna autoridad) de este tipo. No hemos recibido ningún mensaje explicándonos que había estado en la cárcel. Si yo hubiera llegado a saber antes de contratarlo que este tío había estado cuatro años en prisión por problemas de droga y hachís, aquí no entra”.