Última hora

Los entresijos del poliamor : "no es infidelidad porque mis dos compañeros están de acuerdo"

Leyendo ahora:

Los entresijos del poliamor : "no es infidelidad porque mis dos compañeros están de acuerdo"

Tamaño de texto Aa Aa

Beatrice Gamba, de 33 años, vive en Thiene, una pequeña localidad en el norte de Italia. Tiene un prometido, con el que tiene una relación desde hace 7 años y medio, y un novio, con el que sale desde hace 8 meses. “Puedo enamorarme de varias personas a la vez.” –dice. “Pero no es infidelidad, ya que los dos saben de la existencia del otro.”

El poliamor es la práctica de tener más de una relación personal de manera simultánea, con el consentimiento de todos los miembros. A diferencia de las relaciones abiertas, donde las parejas tienen encuentros ocasionales con otras personas, las polirrelaciones implican una conexión emocional con todos los compañeros.

La comunidad poliamor está creciendo en Internet, a través de debates, promoción de libros que tratan el tema y quedadas que se llevan a cabo en las principales ciudades italianas. Pero, aunque estas anécdotas reflejen que esta tendencia está en aumento, muchos italianos que practican el poliamor están a menudo estigmatizados y discriminados por la sociedad.

“En Italia era mucho más probable que me juzgaran y me daba mucho más miedo ser juzgado.” – dice Davide desde Milán, comparando su país de origen con Alemania, donde vive desde 2015. Ha estado comprometido con relaciones no monógamas consensuadas durante los últimos 8 años. “Cuando me mudé a Berlín, me sentí mucho más libre para hablar sobre mi estilo de vida en relaciones personales – incluso con mis compañeros de trabajo –y no me sentí juzgado.”

La intolerancia hacia la gente que practica el poliamor no existe solamente en Italia. Según una encuesta realizada por YouGov, solo un tercio (34%) de los adultos en Gran Bretaña aceptan esta práctica; el 47 % lo considera moralmente inapropiado. El mismo sondeo muestra que las actitudes hacia el poliamor están directamente relacionadas con las creencias religiosas. En Estados Unidos, el 80% de las personas que consideran que la religión es “muy importante” creen que el poliamor no está bien aceptado. Sin embargo, entre la gente para los que la religión no es tan importante, el 58% lo acepta moralmente.

La Iglesia Católica juega un importante papel en la sociedad italiana, y para muchos, continúa siendo excesivamente tradicional y represiva. A menudo, la comunidad LGBTI es tolerada, pero asumiendo que tienen desventajas sociales. Además, Italia ha sido el último país de Europa Occidental en aprobar el matrimonio entre las personas del mismo sexo, el año pasado.

“Estar cerca del Vaticano no ayuda, incluso para ateos convencidos y católicos no practicantes, para quienes el fanatismo y los prejuicios están aún muy presentes en sus vidas”. – dice Beatrice, que se identifica como practicante del poliamor y bisexual. En realidad, ella fue acosada por sus compañeros de trabajo anteriores. “Tan pronto como supieron que estaba en una relación personal abierta, automáticamente me ocurrió esto: todos los compañeros de trabajo chicos la tomaron conmigo. Algunos de ellos incluso fueron desagradables y me acosaron, y todas las compañeras chicas me insultaron e intentaron encontrar excusas para que me despidieran.”

Según un reciente estudio internacional acerca de las relaciones no monógamas consensuadas, más del 25% de los poliamorosos han sufrido algún tipo de discriminación. El estudio revela que los poliamorosos encuestados no sentían necesariamente que todas sus relaciones fueran aceptadas y, además, las relaciones menos aceptadas se mantenían en secreto.

“No espero que la libertad sexual sea aceptada en cualquier momento, sobre todo para las mujeres” – dice Beatrice, que tiene un blog acerca del poliamor y que trabaja en un poli web comic llamado Love Flavored Ice Tea, para disminuir los estigmas del poliamor.

Por la misma razón, un grupo de activistas, Poliamore.org, ha creado una página web que promueve el poliamor y organiza eventos para los polis en Italia. Uno de sus fundadores, Luca Boschetto, dice que la comunidad poli italiana en la red ha crecido rápidamente desde 2009, cuando el primer grupo de Facebook fue creado, y ahora hay muchas páginas y redes sociales que agrupan a los polis italianos.
Además de este éxito online, los italianos poliamorosos organizan eventos fuera de la red como los poli aperitivos (los populares happy hours italianos) poli cenas, discusiones y proyecciones de películas. La segunda conferencia anual OpenCon acerca del poliamor se celebrará del 1 al 4 de septiembre en Matigge di Trevi.

Según Beatrice, este tipo de encuentros supone un apoyo esencial. “Existe una subcultura en Italia donde los LGBT, les kinks (personas con prácticas sexuales poco comunes, como el fetichismo) y los poliamorosos pueden estar en contacto para hacer que esta compleja situación sea un poco más suportable.”

Por Lidija Pisker. Imagen de Beatrice Gamba