Última hora

Mundial de Judo: Japón sigue intratable en Budapest.

En la segunda jornada del campeonato del Mundo de Judo, ella iba a ser la cara del éxito, la sonrisa de la gloria, la guerrera definitiva.

Leyendo ahora:

Mundial de Judo: Japón sigue intratable en Budapest.

Tamaño de texto Aa Aa

En la segunda jornada del campeonato del Mundo de Judo, ella iba a ser la cara del éxito, la sonrisa de la gloria, la guerrera definitiva. Majlinda Kelmendi esperaba convertirse en campeona del mundo por tercera vez en la categoría de menos de 52 kilos. Durante todo el día de competición, Kelmendi mostró su mejor versión, irradió una sensación de fuerza y envió un mensaje a todas sus rivales. Era su día, era su categoría, era su competición. Pero en las semifinales se encontró con una rival más fuerte que ella. Ai Shishime es la número 5 del mundo y este martes fue la peor pesadilla de Kelmendi. La japonesa llegó a la final y se unió a su compatriota Tsunoda Natsumi.
Y después de imponerse a Kelmendi, Shishime se hizo más fuerte y superó a Tsunoda por un ippon.

Ai Shishime: “Respecto a la actual campeona, Kelmendi, ninguna judoca japonesa había sido capaz de pararla. Así que poder superar ese duelo y llegar a la final hizo que el logro fuera todavía más especial.”

Kelmendi fue el único obstáculo en el camino para la armada japonesa. Una armada invencible. En la categoría masculina de menos de 66 kilos fue el día de Hifumi Abe . El número 4 del mundo y medallista de plata en el mundial junior con 20 años, hizo lo que se suponía que tenía que hacer Kelmendi. No tuvo ni un solo problema, ni una sola pelea se decidió con el punto de oro. En la final, el japonés peleó contra el subcampeón del mundo, el ruso Mikhail Puliaev. No iba a ser un camino de rosas, al menos en teoría. Pero cuando Abe pasa a la acción, las cosas difíciles parecen fáciles y preciosas. El ganador de los Grand Slam de Tokio y París 2017, es candidato a convertirse en el rey de las próximas temporadas y está centrado en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El campeón de Europa del año pasado, Georgian Vazha Margvelashvili de 23 años, se colgó la medalla de bronce, mientras que el italiano Fabio Basile no pasó de la segunda ronda.

Hifumi Abe: “Tengo sentimientos encontrados. Por un lado me siento aliviado y por otro me siento feliz. Pero lo que más siento ahora mismo es la felicidad”.

Tras el título de Hifumi Abe, Japón ya tiene cuatro medallas de oro, dos platas y un bronce después de solo dos días de competición. Y en la tercera jornada el número uno del mundo en la categoría de menos de 73 kilos, Hashimoto Soichi, aparecerá en escena. ¿Dónde se va a detener Japón? ¿Quién va a ser capaz de batir al país del judo?

El invitado VIP fue Neil Eckersley, todo un artista. Pero también participó en dos Juegos Olímpicos, en Los Ángeles 84 y Seúl 88, ganando una medalla de bronce y es séptimo dan.

Neil Eckersley: “Lo que más me ha inspirado e impresionado ha sido la profesionalidad, el deporte en equipo y también el respeto que mostraron todos los judocas”.

El mejor momento del día podía haber sido la final. Pero estos dos judocas se enfrentaron en la tercera ronda. El campeón olímpico en Rio, el italiano Fabio Basile, se enfrentó al surcoreano y vigente campeón del mundo An Baul. Los dos puntuaron y los dos terminaron exhaustos. Al final, An Baul se clasificó para la siguiente ronda.