Última hora

Mongolia rompe la hegemonía de Japón en el Mundial de Judo.

Sumiya Dorjsuren contra Tsukasa Yoshida.

Leyendo ahora:

Mongolia rompe la hegemonía de Japón en el Mundial de Judo.

Tamaño de texto Aa Aa

Sumiya Dorjsuren contra Tsukasa Yoshida. En otras palabras: la número 1 del mundo contra la número dos. Las gigantes de Mongolia y Japón. Era la final femenina de menos de 57 kilos y la tercera jornada del Campeonato del Mundo de Budapest. Fue una pelea espectacular en la que las dos judocas atacaron. 9 minutos de punto de oro, un duelo de 13 minutos. El público que llenó las gradas se levantó de sus asientos al final, tras el maravilloso waza-ari de Dorjsuren frente a su Presidente, Khaltmaa Battulga. La judoca de Mongolia ganaba así su primera medalla de oro en el Campeonato del mundo después del metal de bronce que se colgó en 2015 y el de de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Por su parte, Yoshida, de solo 21 años obtiene en Budapest su primera medalla en un Campeonato del Mundo. La judoca de Mongolia no solo logró la primera medalla de oro para su país. Pudo detener al imparable equipo de Japón.

Dorjsuren Sumiya: “¡Sí, lo conseguí!. El Presidente de la Federación de Judo de Mongolia ahora se ha convertido en el Presidente de Mongolia. Quería ganar esta medalla de oro como regalo para él. Y lo he conseguido, sí.”

Pero Japón se recuperó de esa final femenina. El número 1 del mundo e imperturbable Soichi Hashimoto se enfrentó al judoca de Azerbaiyán y número dos del mundo Rustam Orujov en la última pelea masculina del día, la final de menos de 73 kilos. Otra gran pelea y otro punto de oro, pero esta vez Japón no falló. Con esta victoria y después de tres días de competición, el marcador global en este Campeonato del Mundo es: Japón 5-Resto del Mundo 1.

Soichi Hashimoto: “Sufrí una pequeña lesión dos o tres semanas antes de este Campeonato del Mundo y no pude entrenar y visualicé lo que necesitaba para ganar. Como resultado, fui capaz de lograr la medalla de oro y eso es lo único que importa.”

El invitado de hoy es otra leyenda, pero no una leyenda del judo. El cubano Alberto Juantorena ganó la medalla de oro en las pruebas de 400 y 800 metros en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976. Una actuación única que nadie ha igualado desde entonces.

En la cuarta ronda el georgiano Lasha Shavdatuashvili, campeón olímpico en Londres, ejecutó un ippon espectacular contra el esloveno Martin Hojak. Una preciosidad, puro judo. Este es el mejor momento del día.