Última hora

Cristina Fernández tras su triunfo electoral: "Podemos ganar en octubre"

Leyendo ahora:

Cristina Fernández tras su triunfo electoral: "Podemos ganar en octubre"

Tamaño de texto Aa Aa

Cristina Férnandez está en pie de guerra y dispuesta a luchar por consolidarse como líder de la oposición argentina tras conocerse su victoria en los últimos comicios. Ante cientos de seguridores congregados en la ciudad bonaerense de La Plata, la expresidenta ha denunciado una manipulación en el recuento de votos de las elecciones legislativas primarias del 14 de agosto y reclamado una auditoría del sistema informático utilizado, proporcionado por la empresa española Indra.

“Para decirlo con todas las letras, es la primera vez en la historia electoral nacional que un acta de escrutinio definitivo da como ganador al que había aparecido como perdedor en el escrutinio provisorio”, dijo Fernández antes de añadir: “¡Ganamos en agosto y podemos ganar en octubre!”.

Y es que la justicia electoral ha tardado 16 días en reconocer la victoria de Cristina Fernández como candidata al Senado por la provincia de Buenos Aires. Una victoria por poco más de 20.000 votos, pero que permite a la expresidenta salvar su imagen. Si refrenda el resultado en las elecciones de octubre, reforzará su posición como líder peronista y contrapeso ante Mauricio Macri, al que acusa de estar llevando a cabo durísimos ajustes.

El presidente argentino sigue gozando, veinte meses después de llegar al poder, de un sólido respaldo ciudadano. Su principal argumento es el crecimiento económico que, según el presidente provisional del Senado, el oficialista Federico Pinedo, este año será del 3 por ciento. “La Argentina está totalmente jugada al crecimiento. La Argentina yo creo que este año va a crecer el 3 por ciento. Tal vez sea el crecimiento más alto de América Latina. En este momento está creciendo una tasa anualizada del 4,5 por ciento”, afirma Pinedo.

El Gobierno de Macri hace ondear sus cifras macroenómicas, pero para después de las elecciones anuncia un paquete de reformas y una reducción del gasto público del 10 por ciento.