Última hora

La policía vasca detiene a un argentino por incitar al suicidio colectivo

Leyendo ahora:

La policía vasca detiene a un argentino por incitar al suicidio colectivo

Tamaño de texto Aa Aa

Una operación de la policía autonómica vasca en el norte de España frustra el suicidio colectivo de un grupo de personas de diferentes países pactado a través de las redes sociales y detiene a su presunto inductor, un argentino de 17 años.


La investigación policial comenzó el 19 de julio, cuando agentes de ese cuerpo policial detectaron en las redes sociales la llamada al suicidio colectivo, que iba a tener lugar a finales de este año, entre quienes se encontraba una joven vasca. Tras analizar los rastros dejados por el grupo en las redes, identificaron al presunto incitador del suicidio colectivo, localizado en Argentina.

Vía Interpol, la Policía vasca (Ertzaintza) se puso en contacto con las autoridades argentinas y el pasado 11 de agosto, seis días antes de la fecha pactada, agentes de la Policía Federal de ese país detuvieron al joven en su domicilio de San José, en la provincia de Entre Ríos (noreste).En la habitación del menor, además de material informático que está siendo investigado, se localizaron varios cuchillos y cutters, así como gasas impregnadas de sangre.

El detenido fue puesto bajo la tutela de especialistas psiquiátricos en Argentina.

La investigación sigue abierta para identificar a todos los implicados, esclarecer completamente las circunstancias del caso y, sobre todo, descartar la existencia de otros grupos que pudieran haber sido creados por el menor con las mismas intenciones.

Un caso distinto al de la “ballena azul”

Aunque los hechos investigados se asemejan al juego de la “ballena azul” que también incita en las redes sociales al suicidio colectivo, la policía vasca en un comunicado señala que no existe relación entre ambos.

El “Blue Whale Challenge” (el “Desafío de la Ballena Azul”) es un juego que nació en Rusia en las redes sociales, dirigido a jóvenes de entre 12 y 15 años a los que se propone 50 retos que terminan en suicidio. Su creador, Philipp Budeikin, estudiante ruso de psicología de 21 años, fue sentenciado el 19 de julio a 3 años y 4 meses de cárcel por incitación al suicidio

La policía vasca indica que la diferencia fundamental es que en el llamamiento al suicidio incitado por el joven argentino no existen fases progresivas en las que la víctima se encamina individualmente hacia la muerte.


Euronews con EFE