Última hora

La selección siria está a un paso del Mundial de Rusia 2018

Los futbolistas sirios han seguido jugando pese a la guerra que sacude su país desde 2011, incluso en lugares sitiados y hostigados por los combates como Alepo.

Leyendo ahora:

La selección siria está a un paso del Mundial de Rusia 2018

Tamaño de texto Aa Aa

Nadie apostaba por ellos: una selección exiliada de su país, en guerra desde 2011. Un conflicto que ha dejado cerca de 450.000 muertos y más de 5 millones de refugiados. Pero con tesón, los jugadores sirios se han plantado hoy ante una gran final a las 17.00, porque si ganan ante Irán, que ya está clasificada para Rusia 2018, y al mismo tiempo Uzbekistán vence o empata en casa ante Corea del Sur, Siria tendrá una plaza directa en el Mundial, de las 4.5 que están reservadas para la confederación asiática.

Si finalmente los coreanos se imponen a los uzbekos, Siria tendrá todavía una oportunidad: pasar por la repesca ante el otro tercer clasificado en la fase de grupos en Asia. Un puesto que hoy por hoy ostenta Austrialia.


Ellos también han tenido que buscar refugio para poder jugar: la situación en Siria no permite que se juegue en casa. Para esos partidos, la selección tuvo que pedir solidaridad a los países vecinos. La primera fase la pudieron jugar en Omán, pero después ningún otro país de Oriente Medio quería acogerles. Finalmente, Malasia ofreció un estadio hoy por hoy vacío, donde juegan en un estadio vacío. Allí se han mantenido invencibles y consiguieron el pasado jueves una espectacular victoria ante Catar, 3-1.


La liga en Siria solo se suspendió durante el primer año de la guerra en 2011. Desde entonces, la pelota ha seguido rodando por los campos sirios, incluso en regiones donde el conflicto armado está candente, como Alepo, donde el principal estadio de la ciudad, Ri’ayet al-Shabab, ha sobrevivido a los combates. Según el medio especializado en deportes, “ESPN”:http://www.espn.com/espn/feature/story/_/id/19343630/how-syrian-government-brought-soccer-campaign-oppression , al menos 38 jugadores de fútbol sirios han resultado heridos en tiroteos o bombardeos o han sido torturados por el régimen sirio. 13 futbolistas están desaparecidos desde el principio del conflicto.

La selección siria es fiel al gobierno sirio, pese a las directivas de la FIFA, que ve con malos ojos las interferencias de la política en el mundo del fútbol. Durante una conferencia de prensa previa a los partidos de la fase de grupos los jugadores se presentaron vestidos con una camiseta con la foto de Bashar al-Ásad. La política será también el telón de fondo del partido entre Siria e Irán, que podría acabar siendo el billete de ida a Rusia 2018.