Última hora

Leyendo ahora:

Batumi: de puerto estratégico, a bullicioso centro turístico del Mar Negro


metropolitans

Batumi: de puerto estratégico, a bullicioso centro turístico del Mar Negro

Batumi es una de las ciudades más antiguas del planeta. Es además la tercera ciudad de Georgia y la capital de la región autónoma de Ayaria.

En la última década ha logrado transformarse en uno de los complejos turísticos con más atractivo del Mar Negro.

El Boulevar Batumi es su centro neurálgico. Situado justo enfrente de la playa principal, se extiende 8 kilómetros a lo largo de la costa. Al recorrerlo, el desarrollo turístico de la ciudad salta a la vista.

El renacimiento de la ciudad comenzó hace un par de décadas como comenta el blogger, Davit Trapaidze. “Hace veinte años, la situación era increíblemente diferente con respecto ahora, ya que se trataba de una especie de zona tampón entre Georgia y Turquía, miembro de la OTAN. Asi que había un montón de soldados aquí y no se podía nadar libremente a más de dos kilómetros de la playa de Batumi. Ahora, la situación es totalmente distinta “.

Georgia se independizó de la URSS en 1991. La mayor parte de la ciudad antigua de Batumi ha sido restaurada y muchos referentes actuales son de nuevo cuño.

A lo largo del bulevar podemos encontrar muchos de los hitos de Batumi, como la imponente estatua de Ali y Nino, de la artista georgiana Tamara Kvesitadze.

Trapaidze, explica que las dos figuras, de ocho metros cada una, “fueron erigidas en 2010. La fuente de inspiración de la autora es una novela azerí en la que se relata una hitoria de amor prohibido entre un azerí y una georgiana. Hoy es uno de los lugares más visitados de Batumi”.

Unos metros más alla de la hipnótica escultura giratoria nos encontramos con la torre del alfabeto, un edifico de ciento treinta metros de altura.

El inmueble, desde fuera parece hueco. Es una torre cilíndica, sostenida por columnas, cables y metal. Dentro hay un ascensor que conduce a una bola de unos treinta o cuarenta metros de diámetro. Desde el exterior se aprecia cada uno de los caractéres del alfabeto georgiano, que miden siete metros de altura.

En las tres últimas plantas del edificio, hay cadenas de televisión, un mirador y un restaurante.

Maia Tchitchileishvili, profesora de arte e historia comenta que “el rascaiielos del alfabeto es único, ya que el primer edificio con ese nombre se construyó en el siglo tercero d.C. Cada símbolo corresponde a una letra. La torre ha pasado por tres etapas, y las tres figuran en la lista del patrimonio cultural de la UNESCO. Tiene dos lazos en forma de hélice como la estructura del ADN. Simbolizan que el alfabeto es el código genético de Georgia.”

La Plaza Europa de Batumi es el nuevo rostro del antiguo casco viejo. Se la bautizó así después de Ayaria entrara en la Asamblea de las Regiones de Europa

En ella encontramos edificios renovados de la Belle époque, y otros más recientes. Destaca la estatua dedicada a “Medea”, que según la mitología griega entregó el vellocino de oro a los argonautas.

Shota Gujabidze, novelista, comenta que “el origen del topónimo Batumi data de hace 2.500 años. El propio Aristóteles ya mencionó su existencia. La construcción de Batumi como ciudad urbana moderna comenzó en 1878”.

A la pregunta de porqué entonces el casco antiguo de Batumi parece tan nuevo, Gujabidze, argulle que “obviamente algunos edificios son nuevos. Se construyeron hace cinco o diez años. Pero también los hay antiguos. Algunos datan de los ochenta o noventa pero también los hay del siglo XIX y principios del XX. Y si Batumi tiene una especie de encanto antiguo, creo que es gracias ellos”.

Después del recorrido de la mañana, pausa en FanFan, un elegante restaurante georgiano, moderno, pero inscrito en un edificio histórico. Aquí las recetas tradicionales tienen un toque contemporáneo.

David Danelia, que dirige el estableciento nos presenta “una selección de platos vegetarianos tradicionales, de origen georgiano. Tenemos el tradicional lobio, que son judías cocidas con cebolla y especias, presentadas en una olla de barro. Después tenemos el elarji, elaborado con harina de maíz y queso sulguni, acompañado de polenta; la “baje” de nueces, que es una salsa típica georgiana y luego pepinillos y rollitos de sulguni.”

Al salir de Batumi, la naturaleza se apodera del paisaje. El Jardín Botánico de Batumi, a 8 km al noreste de la ciudad, merece una visita. Es uno de los más grandes del mundo y acoge especies de los nueve principales ecosistemas del planeta.

El país apuesta por el turismo y para consolidarlo el desarrollo de infraestructuras es una de las claves del gobierno actual.

Zurab Pataradze, presidente del Gobierno de la República Autónoma de Ayaria confirma que “el desarrollo de este sector en esta región es muy importante. También mantener el turismo tradicional. Este año estamos trabajando para incentivar el turismo ligado al esquí, al campo, el turismo rural y el de deportes extremos, muy desarrollados todos, en nuestro país”.

Las inversiones en la región se han visto acompañadas por la aparición de numerosos casinos, y de hoteles. Hasta el punto de que muchos apodan ya a Batumi: Las Vegas del Mar Negro.

Selección del editor

siguiente artículo
Almaty: Calles que cantan y montañas para descansar

metropolitans

Almaty: Calles que cantan y montañas para descansar