Última hora

Leyendo ahora:

El tenor Juan Diego Flórez debuta en "Lucrezia Borgia" en Salzburgo


musica

El tenor Juan Diego Flórez debuta en "Lucrezia Borgia" en Salzburgo

En asociación con

En el summum de su carrera, Juan Diego Flórez añade un nuevo papel a su amplio repertorio con su debut en la obra maestra de Donizetti Lucrezia Borgia. Este concierto fue una de las citas más destacadas del Festival de Salzburgo de este año.

La obra maestra de Donizetti: “Lucrezia Borgia”, interpretada en modo concierto, y en el escenario, un elenco estelar con uno de los tenores más destacados del momento, el peruano de 46 años, Juan Diego Flórez.

Flórez arrasa en el papel de Gennaro, el hijo de Lucrezia, que interpreta por primera vez. Confiesa que siempre ha querido interpretarlo, porque su “ídolo, Alfredo Kraus, lo hizo. Hay una grabación de él. Y aunque séa mi debut, me conozco la ópera de memoria, de todo lo que he escuchado esa grabación.”

Esta versión, en concierto, de la ópera permite que los cantantes se concentren solamente en la música y no en la escenificación.

“Puedes concentrarte en el canto y en el bel canto, sobre todo porque es agradable, el “bel canto” es sólo la voz, es el escaparate de la voz del cantante en su forma más virtuosa. En la versión: concierto, lo disfrutas muchísimo”, dice Flórez.

El libreto de “Lucrezia Borgia” está basado en la novela de Victor Hugo. Se estrenó en la Scala de Milán en 1833. La vengadora Lucrezia envenena sin querer a su hijo. El libreto es dramático y la música opulenta.

Refiriéndose al autor, Juan Diego Flórez explica que “Donizetti es famoso por sus preciosas melodías, con magníficos legato, que “pintan” la música.”

La soprano búlgara Krassimira Stoyanova interpreta a Lucrezia Borgia. Stoyanova insiste: “Cantar “bel canto” no es sólo reproducir el buen tono, los sonidos. El “bel canto” significa: canto hermoso, eso implica dice una voz de alta calidad, técnica correcta y dominio del fraseo”.

Flórez va incluso más allá. Según el tenor, “en el “bel canto” puedes lograr que una cadencia, florezca. Lo de “florecer”, el “flourishing”, implica también añadir notas altas por ejemplo, quedarse al final de las arias en la nota alta, con la orquesta tocando fuerte, fuerte, fuerte y luego, se acabó”.

Selección del editor

siguiente artículo
Esa-Pekka Salonen, el visionario finlandés

musica

Esa-Pekka Salonen, el visionario finlandés