Última hora

Balance del discurso del estado de la Unión 2016: ¿Cumplió Juncker sus promesas?

Juncker usó su discurso anual del estado de la Unión en 2016 para reconocer que la Unión Europea estaba atravesando una crisis existencial.

Leyendo ahora:

Balance del discurso del estado de la Unión 2016: ¿Cumplió Juncker sus promesas?

Tamaño de texto Aa Aa

La última vez que el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker comprobó el estado de salud de Europa, el viejo continente estaba al borde del paro cardíaco con el Brexit, el populismo y la crisis de los refugiados en horas altas.

Frente a los miembros del Parlamento Europeo, Juncker usó su discurso anual del estado de la Unión en 2016 para reconocer que la Unión Europea estaba atravesando una crisis existencial.

Hizo una queja, ahora ya familiar, sobre la falta de cohesión entre los países miembros y lamentó los problemas económicos del bloque.

Pero, un año más tarde, ¿cuánto de esto ha cambiado? Este artículo examinará el progreso analizando 4 puntos clave de su discurso, 12 meses después.

1. ¿Está la UE más fragmentada que nunca?

Lo que dijo: “¿Nos dejamos arrastrar por un sentimiento muy natural de frustración? ¿Nos dejamos llevar hacia una depresión colectiva? ¿Queremos dejar que nuestra Unión se desintegre ante nuestros propios ojos? O decimos: ¿No es este el momento de levantarnos? ¿No es este el momento de remangarnos y duplicar o triplicar nuestros esfuerzos?”

Lo que pasó: : Las manos de Juncker han estado atadas en lo que podría hacer para fomentar la cohesión de la Unión Europea, dijo a Euronews Judy Dempsey, miembro del think tank Carnegie Europe:

“Lo que ha cambiado es el factor de sensación de bienestar debido a los resultados de las elecciones en Francia y al hecho de que los holandeses superaron sus problemas, pero eso no hace una Europa unida”.

2. ¿En qué punto están los problemas económicos de Europa?

Lo que dijo: “En primer lugar, hemos de reconocer que tenemos un montón de problemas sin resolver en Europa. No puede haber dudas al respecto. Desde el elevado desempleo y las desigualdades sociales a las montañas de deuda pública, pasando por los enormes desafíos que plantea la integración de los refugiados y las muy reales amenazas a nuestra seguridad interior y exterior, todos y cada uno de los Estados miembros de Europa se han visto afectados por las crisis que se han sucedido sin interrupción”.

Lo que pasó: Si bien es discutible cuánta influencia Juncker y la Comisión Europea pueden tener en los indicadores económicos clave, las estadísticas sugieren que ha sido un año mejor.

La tasa de desempleo de la UE ha bajado, de 8,4 por ciento cuando Juncker habló en septiembre del año pasado, a 7,7 por ciento en julio de 2017, el último mes para el que se dispone de datos.

El PIB del bloque aumentó un 2,1 por ciento en el primer trimestre de 2017, en comparación con el mismo período del año anterior.

“Los últimos 12 meses han sido buenos en términos de crecimiento económico, desempleo y creación de empleo”, dijo Guntram Wolff, director de Bruegel, un think tank que se especializa en economía europea.

“Sin embargo, eso no significa que el desempleo juvenil y la tasa de paro de larga duración ya no sean problemas”.


3. ¿Es Europa más solidaria?

Lo que dijo: “Nuestra política de desarrollo es una sólida muestra exterior de solidaridad. Y cuando se trata de gestionar la crisis de los refugiados, hemos comenzado a percibir la solidaridad. Estoy convencido de que se necesita mucha más solidaridad. Pero también sé que la solidaridad debe ser voluntaria, que debe provenir del corazón, que no puede ser forzada. Tendemos a mostrarnos solidarios de forma más espontánea cuando nos enfrentamos a situaciones de emergencia.”

Lo que pasó: La crisis de refugiados ha puesto de manifiesto las continuas divisiones dentro de la UE, especialmente con Polonia y Hungría.

Pero los esfuerzos de Juncker para fomentar una generación más sólida de europeos han contado con el respaldo de los jóvenes, según el Foro Europeo de la Juventud (EYF).

4. ¿Es Europa más segura?

Lo que dijo: “Defenderemos nuestras fronteras con la nueva Guardia Europea de Fronteras y Costas, que está siendo formalizada por el Parlamento y el Consejo, tan solo nueve meses después de que la Comisión la propusiese. Frontex ya tiene más de 600 agentes sobre el terreno en la frontera griega con Turquía y más de 100 en Bulgaria.”

Lo que pasó: La seguridad fronteriza se ha reforzado durante el último año, pero un sistema de entradas y salidas no es realista antes de 2020, según Raphael Bossong, investigador del Instituto de Investigación para la Paz y Política de Seguridad:

“Le daría a Juncker y a la Comisión Europea un 7 de 10 por ser exigentes y reforzar la seguridad fronteriza”.