Última hora

Las mexicanas se rebelan contra la epidemia de feminicidios

Siete mujeres son asesinadas cada día por el simple hecho de ser mujeres

Leyendo ahora:

Las mexicanas se rebelan contra la epidemia de feminicidios

Tamaño de texto Aa Aa

Miles de mexicanas salieron este domingo a las calles de numerosas ciudades del país para mostrar su indignación por el brutal asesinato de una joven tras haber subido a un vehículo de la empresa Cabify para volver a casa tras una noche de fiesta.

Mara Castilla tenía 19 años, era estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y originaria del estado de Veracruz. Desapareció el 8 de septiembre, al salir de un bar en Cholula. Una semana después se encontró su cadáver tirado en un barranco, envuelto en una sábana de motel.

Según la Fiscalía de Puebla, el presunto responsable de su asesinato es el conductor de Cabify que debía llevarla a su casa, identificado como Ricardo “N” y que está detenido. En lugar de ello, supuestamente la llevó a un motel cercano, la violó, la golpeó y la estranguló. La fiscalía quiere que sea juzgado por feminicidio, delito que puede conllevar hasta 60 años de cárcel, además de privación de libertad, violación y robo.

“Ni una menos”, “Vivas nos queremos”
“Ni una menos”, “Vivas nos queremos” o “¡Estoy herida! ¡Estoy furiosa!” fueron los lemas más coreados en las marchas de Ciudad de México, Mérida, Guadalajara, Puebla, Xalapa, León o Torreón, entre otras ciudades. “A Mara la mató la impunidad” o “Quiero llegar viva a casa” rezaban algunas pancartas. Los manifestantes, en su gran mayoría mujeres, exigieron medidas contundentes contra los feminicidios y pidieron que se deje de culpar a las víctimas. Se oyeron muchas críticas al Estado y se instó a instaurar medidas de prevención.

Amnistía Internacional ha denunciado que México es un “Estado machista” que desprecia la vida de las mujeres y le ha responsabilizado de los feminicidios que se han convertido en una pandemia.



Siete mujeres asesinadas cada día en México, por el simple hecho de ser mujeres
Las estadísticas en México son escalofriantes. El 63% de las mujeres mexicanas, a partir de los 15 años, han sufrido al menos un incidente de violencia en sus vidas. Siete mujeres son asesinadas cada día, de promedio. Solo un 25% de dichos asesinatos son investigados como feminicidios, según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.


#simematan
El caso de Mara Castilla se suma a otros que conmocionaron a un país que convive a diario con la violencia. Valeria, de 11 años, fue violada y asesinada en un transporte público del estado de México. La estudiante Lesvy Osorio apareció ahorcada en la Universidad Autónoma de México, en un supuesto suicidio con muchas incongruencias. A raíz de este caso se popularizó el hashtag #simematan en Twitter. La propia Mara Castilla lo había utilizado cuatro meses antes de ser asesinada.


“Mara, no pidas perdón…”
Las redes sociales han seguido activamente el caso de Mara, desde su desaparición, hasta el hallazgo de su cadáver. Desde las palabras esperanzadoras, hasta los lamentos por haber vuelto a fallar a otra mujer, por haber dejado que vuelva a ocurrir, pasando por los mensajes que culpan a la víctima de haber sido violada y asesinada, y las indignadas réplicas de quienes critican esa actitud machista y sin sentido, que criminaliza a las víctimas en lugar de a los verdugos.

Este es el emotivo mensaje publicado en Facebook por una usuaria cuando aún había esperanzas de que Mara volviera a casa. Un mensaje valiente en el que le pide que no se disculpe por haber salido a divertirse, ni por haberse puesto guapa, ni por ser mujer.