Última hora

Repaso a los Emmy 2017: la noche de las mujeres

Seis momentos que necesitas saber si te perdiste la 69ª edición de los galardones anuales a la excelencia de la televisión estadounidense.

Leyendo ahora:

Repaso a los Emmy 2017: la noche de las mujeres

Tamaño de texto Aa Aa

Con la popular Juego de Tronos fuera de competición, la gala de los premios Emmy 2017 dejó de lado los dragones y premió los relatos protagonizados por mujeres. A continuación, seis momentos que necesitas saber si te perdiste la 69ª edición de los galardones anuales a la excelencia de la televisión estadounidense.

Las mujeres triunfan en la pequeña pantalla:

La gala de los Emmy de 2017 pasará a la historia en clave femenina. Las grandes ganadoras de la noche, ‘El cuento de la criada, ‘Veep’, ‘Big little lies’ y ‘San Junipero’, son series en las que las mujeres son las protagonistas indiscutibles, desde relatos de terror y opresión hasta historias de amor lésbico.

Los discursos de la noche también dieron voz a las mujeres. Una emocionada Nicole Kidman, mejor actriz de reparto por ‘Big little lies’, aprovechó el suyo para denunciar la violencia de género:

“Es una enfermedad complicada e insidiosa, pero existe mucho más de lo que nos permitimos reconocer. Está llena de vergüenza y secretos, y al reconocerme con este premio, se enfoca esta problemática, así que gracias”.

Además, se unió a su compañera de reparto y amiga Reese Witherspoon para denunciar la falta de papeles interesantes para las mujeres en Hollywood.

‘El cuento de la criada’, la distopia política de 1981 con la que todavía hoy tenemos pesadillas:

La adaptación de la novela política distópica de Margaret Atwood, ‘El cuento de la sirvienta’ se alzó con el premio a mejor serie dramática, uno de los más importantes de la noche. Más de tres décadas después de su publicación, esta pesadilla futurista en la que se tratan temas como la represión a la mujer, el cambio climático y los vientres de alquiler parece estar más de actualidad que nunca.

Su protagonista, Elisabeth Moss, también consiguió el galardón a mejor actriz de drama tras haber sido nueve veces nominada.

El fenómeno televisión del año no es un producto de una cadena tradicional, sino que detrás está la web Hulu, confirmando el asalto a los cielos de Internet en el mercado de las series televisivas.


El presentador Stephen Colbert, el azote de Trump:

Otro de los protagonistas de la noche fue su presentador, el cómico estadounidense Stephen Colbert, cuyos monólogos cargados de humor político se han convertido en el látigo de los republicanos y en particular del presidente Donald Trump. Sus intervenciones durante los Emmy siguieron obviamente la misma tónica.

“La mejor estrella del último año es Donald Trump. No pueden negar que cada programa ha tenido alguna influencia de Donald Trump, ‘House of Cards’, ‘American Horror Story’”, bromeó.

“Donald Trump” también ganó un Emmy:

“Donald Trump” fue uno de los premiados de la noche, pero no el presidente de Estados Unidos, sino la exitosa parodia que encarna el actor Alec Baldwin en el programa Saturday night live.

“Creo que debería decir aquí está su largamente esperado Emmy señor presidente”, comenzó su discurso Baldwin, refiriéndose a las nominaciones infructuosas del mandatario, que antes de llegar a la Casa Blanca había sido estrella de reality show.


Sean Spicer, un personaje muy real:

Aunque Trump no estuvo en realidad en persona en esta ocasión, el que sí estuvo fue Sean Spicer, el ex portavoz de la Casa Blanca.

Entre realidad y ficción, Spicer acudió para hacer una parodia de sí mismo. La cómica Melissa McCarthy que le imita en el show Saturday night live no daba crédito desde su asiento.

Lena Waithe hizo honor a la diversidad:

Siempre es mejor tarde que nunca, los Emmy reconocieron anoche el trabajo de la primera mujer afromericana en su historia. Lena Waithe recibió el galardón por el mejor guión de comedia compartido con Aziz Ansari por la serie ‘Master of None’ y dedicó su discurso a la comunidad LGTB.

“Os veo a todos y cada uno de nosotros. Aquello que nos hace distintos es nuestro superpoder. Cada día cuando sales por la puerta y te pones tu capa imaginaria, tienes que ir por allí y conquistar el mundo, porque el mundo no sería tan bonito si nosotros no estuviéramos en él”, dijo.