Última hora

Última hora

A la búsqueda de calor en el corazón de la Tierra

Leyendo ahora:

A la búsqueda de calor en el corazón de la Tierra

Tamaño de texto Aa Aa

Islandia cruza la nueva frontera de las energías renovables. Su última técnica es la perforación de la Tierra hasta 5km, extraer vapores de hasta 500 grados y convertirlos en electricidad.

Islandia cruza la nueva frontera de las energías renovables. Aquí, el 99% de los hogares se calientan con algún tipo de energía limpia. En 2014, el 85% de la energía primaria provenía de fuentes nacionales renovables (el 66% era energía geotérmica).

En la tierra del fuego y cuna de la energía geotérmica se está probando una técnica para perforar muros de 5 kilómetros de profundidad y traer así a la superficie vapores de hasta 500 grados. Si todo va bien, la cantidad de electricidad producida podría multiplicarse por diez.

Los fluidos calientes y los vapores que se acumulan en el interior de la Tierra tienen un enorme potencial para generar electricidad. En Islandia, toda la energía eléctrica es producida por las fuentes de energía renovables.

Aquí, en la península de Reykjanes, ha sido perforado uno de los pozos más calientes del mundo, que va más allá de los 2.5 kilómetros de profundidad de un pozo geotérmico convencional. Se ha alcanzado lo que los expertos llaman el “fluido supercrítico“, una enorme fuente de energía de hasta 500 grados, situada cerca de las reservas del magma.

Este es el objetivo de DEEPEGS, un proyecto de investigación europeo impulsado por un consorcio liderado por compañías islandesas, que pretende incrementar el uso de los sistemas geotérmicos en Europa.

Uno de los principales retos es “ver” a través de las rocas mientras se analizan las nuevas técnicas de perforación profunda. Teniendo en cuenta la composición de la zona subterránea, es fundamental evitar los daños estructurales y valorar las cuestiones de seguridad.

Atravesar la corteza terrestre es una operación arriesgada ya que el taladro puede llegar a las balsas de magma, o incluso, puede generar pequeños terremotos, sobre todo en zonas volcánicas.

Extraer el vapor de la parte más caliente del planeta supone la aparición de sustancias nocivas como el sulfuro o el CO2. Si embargo la estrategia islandesa es el reciclaje.

Los resultados finales de las técnicas de perforación profunda estarán listos a finales de 2018. Si esta tecnología puede producir más energía que los pozos geotérmicos convencionales, solo se necesitarán unos pocos para producir la misma cantidad de energía, y el impacto ecológico será menor.