Última hora

Merkel gana, pero no evita la entrada de la ultraderecha en el Bundestag

Una Angela Merkel imbatible ha visto deslucida su victoria por el avance de la ultraderecha. Un repaso a los puntos clave de las elecciones en Alemania.

Leyendo ahora:

Merkel gana, pero no evita la entrada de la ultraderecha en el Bundestag

Tamaño de texto Aa Aa

Los alemanes han vuelto a confiar en Angela Merkel para un cuarto mandato consecutivo, pero la canciller ha visto este hito deslucido por el histórico resultado de Alternativa para Alemania (AfD) que se ha convertido en el primer partido de ultraderecha en entrar en el Bundestag desde la Segunda Guerra Mundial.

La gran decepción de la noche se la han llevado los socialdemócratas liderados por Martin Schulz que han obtenido los peores resultados de su historia.

Consulta los resultados:

Merkel, la invencible

A sus 63 años de edad, Angela Merkel ha vuelto a demostrarse imbatible en unos comicios. Desde el inicio de la campaña electoral, las encuestas la señalaban como ganadora y así ha sido.

Con una amplia ventaja de más del 30%, el CDU, bloque conservador liderado por Merkel, se ha impuesto tanto a sus socios en la coalición, los socialdemócratas del SPD, como a la extrema derecha de Alternativa para Alemania.

Pese a la victoria, Merkel ha reconocido que esperaba mejores resultados y ha expresado su preocupación por el avance de la ultraderecha.

“Lo que hay que destacar es la entrada de Alternativa para Alemania en el Parlamento, hay que hacer un análisis detallado de esta situación”, dijo la mandataria alemana en su intervención tras conocerse los primeros sondeos. Merkel dice que luchará por “recuperar” a este electorado atendiendo a sus “preocupaciones y también sus miedos”.


Merkel ha enfrentado su mayor reto como canciller en sus doce años de mandato cuando los refugiados comenzaron a dirigirse en masa a la economía más poderosa de Europa. Obtuvo elogios internacionales al abrir las fronteras en 2015 a más de 800.000 inmigrantes, pero también fuertes críticas en su país que han propiciado la pérdida de votos a favor de la ultraderecha.

Los refugiados en Siria han celebrado el nuevo éxito de la canciller alemana. “Rezamos para que ganara Merkel”, dijo a Reuters Fatima al Haidar, una mujer de Damasco. “Alá contestó a nuestros rezos. Para nosotros ella representa la sabiduría y la humanidad”.

El avance de la ultraderecha

La formación de extrema derecha que comenzó en 2013 como un partido conservador y euroescéptico ha conseguido, con un 13 % de los sufragios, irrumpir en el Parlamento.

“Este Gobierno que se abrigue, porque iremos a por él”, advirtió uno de los líderes de Alternativa para Alemania, Alexander Gauland, en su primera intervención ante los seguidores de su partido. “Recuperaremos nuestro país y nuestro pueblo”.


Gauland ha prometido presionar al gobierno de Merkel desde la oposición. “Como aparentemente somos el tercer partido de Alemania, el próximo gobierno que se cree tiene que estar preparado porque lo vamos a perseguir”.

Aunque las encuestas pre electorales ya lo habían previsto, el buen resultado de un partido político considerado xenófobo ha conmocionado a una parte del electorado que se ha concentrado en las puertas de la sede de su partido en Berlín para manifestarse al grito de “nazis fuera”.

El socialdemócrata Schulz, el gran derrotado de la noche

Si Merkel era el rostro de la victoria, el ex presidente del Parlamento europeo Martin Schulz representaba la otra cara de la moneda. Los socialdemócratas del SPD, socios de Merkel en el gobierno, se hundían con un 23 %, el peor resultado electoral en su historia.

Visiblemente afligido, Schulz reconoció que había sido un día “muy amargo” para la socialdemocracia alemana y anunció que su partido abandonaría la gran coalición y pasaría a la oposición.

Conocido internacionalmente por su pasado en Bruselas, Schulz había conseguido insuflar nuevas esperanzas en el SPD a principios de campaña, pero poco a poco se fue desinflando y llegaba a los comicios con las encuestas en su contra.

La fragmentación del Parlamento

Los resultados dejan un Parlamento muy dividido sin grandes mayorías. Esto no es nada nuevo, la fragmentación ideológica y los gobiernos de coalición son ya históricos en el Bundestag.

Desde la creación de la República Federal de Alemania (RFA), hace 68 años, tan solo en una ocasión el gobierno no estuvo formado por una coalición poselectoral. Esta vez, con los últimos sondeos indicando CDU/CSU 32.5%, SPD 20%, AfD 13.5%, Los Verdes 9.5% y La izquierda 9%, parece que Angela Merkel también tendrá que pactar.

La canciller ha dicho que espera conseguir un gobierno estable antes de Navidades.

¿Cuáles son los próximos pasos a seguir?

Si el SPD cumple su promesa y no se vuelve a sentar en la mesa de negociaciones con el CDU, las posibilidades de Merkel se reducen a un inédito tripartido a nivel federal con los liberales del FDP y Los Verdes, que han conseguido algo más del 10 % y el 9 %, respectivamente.

Este acuerdo, denominado la “coalición Jamaica”, porque los colores de los tres partidos son como los de la bandera del país caribeño, presenta dificultades porque las dos formaciones tienen programas equidistantes.

Christian Lindner, líder del FDP, advirtió que no pondrán en bandeja el acuerdo a Merkel “sólo porque el SPD, por razones tácticas, se pase a la oposición”. Por su parte, la candidata de Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt ha dicho que no serán un socio fácil.

La canciller ha instado a Schulz a esperar a lunes para que reconsidere volver a gobernar junto a ella.

¿Qué significa para la Unión Europea?

La renovación de Merkel en el poder, se interpreta como mayor estabilidad para la Unión Europea. Así lo demostró la felicitación del presidente del Parlamento europeo, Antonio Tajani: “Alemania permanece comprometida con la idea europea, Ahora trabajemos juntos para reformar Europa”, tuiteó.


Merkel se ha convertido en el bastión de la Unión Europea, es la única líder que ha sobrevivido a la crisis. “Hay que construir una Europa fuerte y hay que luchar contras las lacras de la inmigración clandestina”,dijo en su primera intervención tras los comicios.

El presidente de Francia Emmanuel Macron se postuló para la presidencia francesa con la promesa de “relanzar” Europa junto con Alemania, tras años de crisis económica y financiera y el voto de Reino Unido el año pasado para abandonar el bloque.

Macron, que ha propuesto la creación de un ministro de finanzas y un presupuesto para el bloque de la moneda única, espera encontrar en Merkel un apoyo para liderar de forma conjunta las reformas.

Así lo hemos seguido minuto a minuto: