Última hora

Cómo convertirse en un Estado reconocido internacionalmente

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, dice que los kurdos iraquíes no saben cómo establecer un Estado. Lo que plantea la pregunta: ¿qué medidas se tendría que tomar para establecer un estado reconocido internacionalmente?

Leyendo ahora:

Cómo convertirse en un Estado reconocido internacionalmente

Tamaño de texto Aa Aa

Ha celebrado su referéndum de independencia, los ciudadanos han votado a favor y ha declarado su intención de romper con su patria.

Y, ¿ahora qué?

Cataluña y Kurdistán – ambos envueltos en reclamaciones de independencia muy diferentes – podrían encontrarse pronto en esta tesitura.

En este artículo enumeramos los pasos necesarios para que en la esfera internacional reconozca un Estado “compuesto de un ejecutivo, una burocracia, tribunales y otras instituciones”, según el Foro Mundial de Política.

Paso primero – declaración de intenciones

La primera acción que una nación debe tomar para convertirse en un país independiente es declarar sus intenciones de hacerlo.

Para ello, debe cumplir con las leyes internacionales establecidas en la Convención de Montevideo sobre los Derechos y Deberes de los Estados, adoptada en 1933.

Para acatar estas reglas un país debe:

  • Existir dentro de un territorio claramente definido.
  • Tener una población permanente, lo que significa negociar asuntos relacionados con la ciudadanía y la residencia.
  • Tener un gobierno.
  • Ser capaz de entablar relaciones con otros Estados soberanos.

Paso segundo – conseguir el reconocimiento

Un país nuevo debe ser reconocido por los Estados existentes dentro de la comunidad internacional, decisión que se toma a discreción de cada país.

Taiwán, Palestina y Kosovo son ejemplos de Estados legítimos por algunos países, pero no por otros.

Paso tercero – unirse a la ONU

Finalmente, un Estado puede hacer una solicitud para unirse a la ONU, que tiene un enorme peso para un país nuevo que espera ser reconocido por la comunidad internacional.

La ONU tiene 193 Estados miembros que son soberanos y han cumplido con las condiciones – contenidas en una carta – para unirse a la organización.

Dice que la afiliación está abierta a todos los “Estados amantes de la paz” que aceptan las obligaciones de la Carta y, a juicio de la ONU, son capaces de cumplir con estos compromisos.

Para unirse un país debe completar el siguiente procedimiento:

  • Enviar una carta de solicitud, junto con una declaración de que seguirá la Carta, al Secretario General de la ONU.
  • Esta solicitud se transmite al Consejo de Seguridad, donde debe ser aprobada por al menos nueve de los 15 miembros del Consejo. Si alguno de los cinco miembros permanentes del consejo, China, Francia, la Federación de Rusia, el Reino Unido o los Estados Unidos, votan en contra del país, la solicitud se cancela automáticamente.
  • Si se aprueba, la recomendación del Consejo para su admisión en la ONU se presenta a la Asamblea General para su consideración.

La asamblea se compone de 192 Estados miembros y se necesita una mayoría de dos tercios para que el nuevo país sea admitido con éxito en la ONU.

La opinión del experto: ¿Cuáles son las opciones de tener éxito?

Para Cataluña sería difícil ser reconocido como un Estado independiente sin el respaldo de España, según Robert Liñeira, experto en comportamiento electoral y referéndums de la Universidad de Edimburgo.

Liñeira añadió que sería improbable que los aliados de Madrid en la UE y en otros países apoyaran a Cataluña – a menos que España lanzara una invasión post-referéndum altamente improbable de la región.

“El elemento clave aquí es el reconocimiento de los principales países – que cambiaría todo. Porque la creación de un estado es una cuestión política, apenas hay apoyo legal en esto.”

“Ser un Estado es un club, así que lo más importante es ser reconocido por otros miembros del club y en particular por otros países europeos en el contexto de Cataluña.”

“Los franceses no reconocerían a una Cataluña independiente porque tienen relaciones diplomáticas con España y una buena relación. Otra razón es que los Estados no están contentos con la idea de secesión y la posibilidad de que los territorios puedan separarse de otro Estado.”

¿Qué pasa con Kurdistán?

“Es una situación diferente, no estoy tan familiarizado con ello”, dijo Liñeira. “Pero Irak está cerca de ser un Estado fallido y Kurdistán, según mi conocimiento, es independiente de facto y sería una secesión de una no democracia, que creo que cambia todo.”

¿Los vecinos de Irak con las poblaciones kurdas no objetarían, ya sea de manera independiente o al nivel de la ONU?

“La mayoría de los estados tienden a oponerse a la independencia del Kurdistán a menos que sean rivales de Irak y vean ventajas en debilitar a Irak”.