Última hora

Última hora

Guardias civiles y policías expulsados de hoteles en Cataluña

Leyendo ahora:

Guardias civiles y policías expulsados de hoteles en Cataluña

Tamaño de texto Aa Aa

La expulsión de guardias civiles y policías de varios establecimientos hoteleros ha puesto de manifiesto la fractura entre las fuerzas de seguridad del Estado español y la población de Cataluña tras los enfrentamientos durante la jornada del referéndum 1-O.

Varios hoteles de Calella, una localidad costera en la provincia de Barcelona, han instado a los 500 agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que se alojaban en sus instalaciones a irse.

Alfonso Merino, secretario general en Barcelona de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), dijo a Euronews que recibieron el anuncio de que tenían que dejar el hotel “de un día para otro” y que solo les argumentaron que tenían que cerrar el hotel.

La AUGC cree, no obstante, que los dueños de los establecimientos hoteleros recibieron presiones por parte del Ayuntamiento de Calella. Para Merino, los trabajadores del hotel han sido objeto de “amenazas de muerte” y “miedo a las represalias”.


Los guardias civiles y policías fueron reubicados en un cuartel general y otros hoteles en Pineda de Mar de los que tambiénse les quiere expulsar, según Merino.

“Yo vengo del centro de escuchar consignas contra la policía y la guardia civil”, lamentó Merino su situación laboral durante la huelga general. “Es una vergüenza”.

Montserrat Candini, alcaldesa de Calella por el Partido Demócrata de Cataluña (PdeCat) en una entrevista con Antena 3, dijo que la iniciativa de echar a los agentes provino del hotel por “la actuación desproporcionada de la Guardia Civil”.


El domingo por la noche, varios vecinos de Calella se concentraron ante las puertas del hotel para recriminar la actuación policial. “Algunos agentes de la Guardia Civil escupían desde los balcones a los concentrados y a partir de ese momento unos cuantos guardias civiles vestidos de paisano con porras extensibles saltaron la barrera de los mossos y empezaron a actuar contra los concentrados”, explicó Manresa, quien afirma que los disturbios se saldaron con 14 contusionados y 4 ingresados en el hospital de Calella.


También se vivieron momentos muy tensos en la localidad de Pineda de Mar.

Manifestantes pro independencia rodearon los hoteles en el que se alojaban los policías y las autoridades locales terminaron anunciando que todos los agentes abandonarían la localidad. En un comunicado, hoteleros y ayuntamiento aseguran que se tomó la decisión por motivos de seguridad y para garantizar la convivencia”.

Video: la policía Nacional abandona el hotel Mont Palau de Pineda de Mar entre abucheos

Se vivieron una vez más escenas de gran tensión aunque no hubo agresiones físicas.

La AUGC ha presentado una denuncia a la Fiscalía General de Cataluña para que investigue las expulsiones de los agentes y las presiones a los hoteleros.

Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior, ha trasladado su apoyo a las fuerzas de seguridad del Estado desplazadas en Cataluña y ha acusado a el presidente de Cataluña Carles Puigdemont de alentar el acoso a guardias civiles y policías.


El contingente policial desplazado por el Ministerio del Interior en Cataluña supera los 10.000 agentes. El gobierno de Cataluña cifra en 893 el número de heridos por las cargas policiales en la jornada del 1-O. El Ministerio del Interior eleva el número de agentes heridos a 431.

Merino dice que los desplazados permanecerán en Cataluña hasta el 11 de octubre.