Última hora

Última hora

La mediación imposible

Leyendo ahora:

La mediación imposible

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, ha pedido una mediación internacional. Incluso ha llamado a la puerta de la Comisión Europea.

Pero por ahora nadie responde a esta llamada.

Antje Herrberg, especialista en mediación internacional, explica que la primera condición para el arbitraje es que todas las partes estén de acuerdo en aceptarlo:

“Si ambas partes pidieran a la UE que actúase como mediador o incluso como observador en un proceso de mediación, entonces sería posible, La UE estaría dispuesto a hacerlo.”

Puigdemont ha señalado que esta mediación internacional puede venir de distintos ámbitos especializados en la resolución de conflictos, y que la Unión Europea debería apadrinar” este proceso,Según fuentes catalanas Naciones Unidas ya han ofrecido sus servicios. Pero también hay otros actores internacionales que podrían desempeñar un papel importante en el supuesto de que se estableciera un diálogo nacional, una opción que defiende Antje Herrberg:

“Por ejemplo, se podría mediar mediante la creación de un panel de armonía nacional, o un comité de sabios, un diálogo ciudadano o un diálogo nacional en sí mismo”

Pero antes de nada todas las partes deberían ponerse de acuerdo, y en España no es el caso, ya que ni siquiera los partidos políticos en Madrid han llegado a un consenso en una estrategia.