Última hora

¿Mensaje oculto detrás del discurso del rey sobre Cataluña?

Leyendo ahora:

¿Mensaje oculto detrás del discurso del rey sobre Cataluña?

Tamaño de texto Aa Aa

El primer discurso a la nación del rey Felipe VI ha sido bastante claro y conciso. Ha denunciado sin ambages la postura de la Generalitat de Cataluña a la que acusa de “deslealtad inadmisible” por haber “vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente”. Difícil ser más claro.

Pero la simbólica siempre es importante en los mensajes de la Casa Real. En este caso se eligió un plano fijo cerrado que dejaba poco espacio a la interpretación. La inevitable bandera española, un pequeño trozo de la bandera europea, un ordenador portátil —quizás destacando la importancia del debate encarnizado en las redes sociales— folios… y la imagen cortada de un cuadro.

Sobre el mismo tema: Sant Jordi matando al dragón ¿Respuesta de Puigdemont a Carlos III?

Lo primero que destacaba, tras la oreja derecha del monarca: un bastón de mando. El ‘Universo Twitter’, siempre al quite, señaló al instante el parecido con otros bastones vistos recientemente en Cataluña. Las porras de los policías antidisturbios.


La pregunta siguiente, lógicamente era de qué cuadro se trataba. Y la respuesta llegó rápidamente.


El retrato de Carlos III (también de la familia de Borbón), llamado El Político, fue el máximo representante del despotismo ilustrado.

Y acto seguido muchos internautas, especialmente en Cataluña, recordaban que en su afán ilustrador, Carlos III fue el primer rey que impuso la lengua castellana en la Educación catalana firmando una “Real Cédula de su Magestad” en 1768 que imponía que en todo “el Reyno” se “actúe y enseñe en lengua Castellana” todo para el pueblo pero sin el pueblo… Catalán en este caso.

Para calmar a los amigos de las teorías conspirativas hay que señalar que el retrato de Carlos III pintado por Anton Rafael Mengs no fue colgado para la ocasión. Lleva en el despacho de Felipe VI desde su proclamación en el año 2014, y la elección de su mesa de trabajo en un momento tan delicado parece la más lógica.

Sin embargo este detalle y su clara toma de posición en este enconado conflicto ha enfadado a muchos en las redes sociales.







También, por supuesto, reacciones a favor


También ha provocado las ya tradicionales bromas.