Última hora

Razones, protagonistas y consecuencias de la crisis catalana

Josep Carles Rius ha sido un observador privilegiado de la situación catalana durante las últimas cuatro décadas.

Leyendo ahora:

Razones, protagonistas y consecuencias de la crisis catalana

Tamaño de texto Aa Aa

Josep Carles Rius ha sido un observador privilegiado de la situación catalana durante las últimas cuatro décadas. Fue subdirector del diario La Vanguardia y decano del Colegio de Periodistas y actualmente dirige la fundación Catalunya Plural y es profesor de periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona. Euronews ha hablado con él sobre el origen, las consecuencias y las posibles soluciones a la actual crisis política, especialmente tras las últimos acontecimientos vividos en Barcelona.

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"Una sociedad puede decidir hacer un referéndum, pero tiene que ser consciente de que eso fractura. Y creo que en nuestro caso ya hemos empezado a ver resultados de esa fractura"

“Yo creo que todo este proceso que lleva viviendo Cataluña desde hace muchos años ha sido una especie de partida de ajedrez”, nos dice Rius. “Cada jugador ha ido moviendo sus piezas pensando muy bien en las consecuencias y sobre todo evitando cometer errores. Y esto fue así hasta hace unos meses, cuando se vio que el proceso entraba en su fase final y cambiamos de juego, pasando directamente a acción-reacción”.

“En mi opinión es necesario explorar otros acuerdos, otras reformas constitucionales más inclusivas que permitan reflejar esta pluralidad catalana. Si no, el ‘Sí’ o el ‘No’ pueden acabar dividiendo a las sociedades”, añade Rius. “Una sociedad puede decidir hacer un referéndum, pero tiene que ser consciente de que eso fractura. Y creo que en nuestro caso ya hemos empezado a ver resultados de esa fractura. La manifestación de este domingo puede ser un buen reflejo de esta división de la que hablamos”.

Pendientes de Puigdemont

La pregunta ahora es cuáles serán los próximos movimientos en esta partida de ajedrez. ¿Cómo hará el president Puigdemont para cumplir con lo que dictaminaron las urnas enfrentándose a la vez a un Gobierno que amenaza con suspender la autonomía de Cataluña en caso de declaración unilateral de independencia?

“Votó mucha gente, se manifestó mucha gente que no es propiamente independentista”, recuerda Rius. “Este es el patrimonio que tiene el soberanismo en estos momentos. La cuestión es si el próximo paso del soberanismo será mantener este patrimonio incluso con proyección internacional, o si, de cometer un error irreversible, puede perderlo”.

“Si se suspende la autonomía, lo lógico es pensar que haya una reacción por parte de la mayoría social, que podría estar a favor de la independencia o que simplemente está en defensa de las instituciones catalanas sin necesidad de ser independentista”.

Un Gobierno inamovible

Frente al Govern y sus intenciones se ha posicionado un Gobierno de Mariano Rajoy que se ampara en la Constitución para reiterar la ilegalidad del referéndum y que asegura negarse a parlamentar si previamente no se renuncia a la declaración unilateral de independencia.

“El problema es que estamos ante un interlocutor, en este caso el Estado español, que no quiere, que no quiere hablar”, opina Rius. “Y que además tiene la tentación, una tentación histórica por parte del nacionalismo español, de la derrota. Es decir, que no quiere dialogar sino derrotar las aspiraciones nacionalistas, y que esta derrota dure varias generaciones. Esta es en mi opinión la gran tentación por parte de la derecha más dura del Estado español”.

Pedro Sánchez, de nuevo al frente del partido socialista, es para Josep Carles Rius otra pieza clave en uno de los retos más grandes a los que se ha enfrentado la democracia española. En caso de declaración unilateral de independencia, Sánchez ya ha anunciado que estará del lado del Gobierno de Rajoy.

“Hay un factor importantísimo en todo esto y que está descolocado que es el PSOE. ¿El PSOE qué papel hace?”, se pregunta Rius. “Debería hacer de puente entre el soberanismo y el bloque unionista que forman PP y Ciudadanos, y Pedro Sánchez no lo está haciendo. Creo que es algo que se echa en falta y a mi entender es una responsabilidad histórica que tiene el PSOE en estos momentos”.

¿Y ahora qué?

Sea como fuere, Carles Puigdemont cumplió con sus promesas de referéndum y abrió la caja de pandora, generando tanto en políticos como en la ciudadanía las dos mismas preguntas: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí” y “y ahora qué”.

“Ya hemos llegado hasta aquí, pues bien, ¿Cuál es el problema?” cuestiona Rius: “Que el soberanismo tiene mucha fuerza, tiene detrás dos millones de personas muy involucradas y movilizadas, pero no tiene fuerza suficiente como para hacer frente al Estado español. Nos encontramos con dos partes: una que quiere la rendición y otra que no puede aceptarla”.

“Evidentemente la única salida es la mediación, es encontrar puntos de encuentros. Y no olvidemos el problema de origen: El Tribunal Constitucional fulminó un estatuto que fue aprobado en las urnas. El problema original viene de las urnas, de no aprobar una decisión votada por los catalanes”.

“Un problema que se genera en las urnas debe resolverse en las urnas”, concluye Rius. “Tarde o temprano la única solución posible es que haya un referéndum. Pero no uno reprimido como el que hemos vivido sino uno acordado y con plenas garantías democráticas”.