Última hora

Última hora

Austria: Otra vuelta de tuerca a la derecha

Leyendo ahora:

Austria: Otra vuelta de tuerca a la derecha

Tamaño de texto Aa Aa

En Austria, una sucia campaña electoral toca a su fin. Los austríacos votan este domingo tras una sucia campaña sin precedentes con páginas falsas, mentiras y supuestos sobornos.

El conservador Sebastian Kurz, joven político de 31 años lidera todos los sondeos con alrededor del 33% de los votos para el partido democristino (ÖVP).

Conocido como el “Macron” austriaco, Kurz, fue el ministro de Exteriores más joven del mundo. Al romper la coalición de Gobierno provocó elecciones anticipadas.

“Puedo prometer que haremos todo lo posible para terminar con la inmigración y con el abuso de nuestros sistemas sociales, de modo que solo aquellos de nuestro país que realmente los necesitan pueden beneficiarse de ellos”.

El actual canciller y candidato Socialdemócrata (SPÖ), Christian Kern, lograría un 25% de los votos aunque su formación sufre un desprestigio enorme por las acusaciones de haber orquestado una campaña de desinformación contra su principal oponente. Kern se defiende desde hace semanas de acusaciones que vinculan a su partido con dos páginas de Facebook que difundían historias xenófobas y antisemitas.

Sin embargo, Kern se centró en el tema de las pensiones para no volver sobre los escándalos que han salpicado su campaña:

“No se trata de lo que digan los comentaristas. Lo que a la gente de nuestro país le importa es cómo podemos asegurarles que habrá pensiones en el futuro para que los jubilados puedan vivir dignamente. ¡Estas son las cuestiones importantes!”

La ultraderecha (FPÖ) tiene opciones de entrar en un futuro Gobierno de coalición y lograría, según los sondeos, un 25% de los votos. Heinz-Christian Strache centró su campaña en la criminalidad y el rechazo a los refugiados.

“Ciertos sectores nos catalogan de minoría dentro de nuestra propia sociedad. Por eso les digo, vamos a deshacernos de los políticos de diversas tendencias antes de que nos reemplacen por completo a nosotros los austríacos”, decía en un mítin Heinz-Christian Strache, líder del partido ultraderechista FPÖ.

Cerca de 6 millones y medio de austríacos están llamados a las urnas este domingo.

Según los sondeos, Austria dará un giro a la derecha en estas elecciones anticipadas que encabezan los democristianos con la expectativa de renovar un partido tradicional en retroceso.