Última hora

Visegrad exige el final del doble rasero en la industria alimentaria en la UE

Leyendo ahora:

Visegrad exige el final del doble rasero en la industria alimentaria en la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Los primeros ministros del Grupo Visegrad instan a la Comisión Europea a legislar contra el doble rasero en la industria alimentaria.

Los dirigentes de la República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia, reunidos este jueves en Varsovia, aseguran que ese doble rasero es el mejor ejemplo de que se les trata como a europeos de segunda.

Robert Fico, primer ministro de Eslovenia: “Esta discusión del Grupo Visegrad tendrá un papel clave en el cambio del comportamiento de las multinacionales. Para nuestro grupo es un gran éxito diplomático que este problema se haya convertido en un problema europeo”.

La iniciativa de reunirse en Varsovia partió del Gobierno eslovaco, después de que un estudio que comparaba los productos que se venden en Austria y en Eslovaquia, confirmara la diferencia de calidad. El caso generó un escándalo en la opinión pública. El origen del problema reside en los altos márgenes de beneficios que exigen las cadenas de distribución en los países recién incorporados a la UE. Los supermercados presionan a la baja los precios mayoristas y las empresas reaccionan empeorando la calidad de sus productos usando ingredientes más baratos, o en menor cantidad que en los productos destinados, por ejemplo, a Alemania.))

Para el primer ministro de Hungría, Víctor Orbán, en esta región el doble rasero en la industria alimentaria es especialmente sensible por su pasado comunista. “Defender el mercado único es una obligación de la Comisión. Si no lo protegen, tenemos que hacerlo a nivel nacional. Esperaremos un poco, pero si la Comisión no activa un proceso para legislar sobre este asunto, tendré que hacer uno propio en Hungría”.

Attila Magyar, Euronews: “Los primeros ministros del grupo Visegrád no están dispuestos a ser consumidores de segunda clase en Europa. La Comisión Europea Insta a las compañías afectadas a que elaboren un código de conducta en el que garantizan que no habrá doble rasero”.