Última hora

Última hora

Boyle narra los cinco años de pesadilla de su familia en Afganistán al llegar a Canadá

Una hija asesinada y su mujer violada por sus captores, un grupo ligado a los talibanes

Leyendo ahora:

Boyle narra los cinco años de pesadilla de su familia en Afganistán al llegar a Canadá

Tamaño de texto Aa Aa

Desgarrador testimonio de Joshua Boyle, al llegar a Toronto, tras pasar cinco años secuestrado en Afganistán, por un grupo ligado a los talibanes, la red Haqqani. El exrehén canadiense ha llegado a su país con su esposa, la estadounidense Caitlan Coleman, y sus tres hijos, nacidos en cautiverio. Fueron liberados el miércoles, en una operación del Ejército paquistaní, tras información de los servicios de inteligencia estadounidense.

“La estupidez y la maldad de la red Haqqani secuestrando a un peregrino y su esposa en avanzado estado de gestación, involucrados en ayudar a simples aldeanos en las regiones controladas por los talibanes, en Afganistán, solo fue eclipsada por la estupidez y la maldad de autorizar el asesinato de mi hija, ‘mártir Boyle’. Y la estupidez y la maldad de la posterior violación de mi esposa, no como una acción aislada de un guardia, sino asistida por el capitán de la guardia y supervisada por el comandante Abu Hajjar de la red Haqqani”, ha declarado Boyle.

Boyle, de 34 años, y Coleman, de 31, fueron secuestrados en 2012 durante un viaje por la provincia montañosa de Wardak, cerca de Kabul. Ella estaba embarazada de cinco meses.

El exrehén canadiense ha afirmado que se encontraban en Afganistán para ayudar a la que ha calificado como “la minoría más olvidada del mundo”. “Esos aldeanos que viven en zonas remotas controladas por los talibanes en Afganistán, donde ninguna ONG, nigún trabajador humanitario ni ningún Gobierno ha logrado nunca llevar la ayuda necesaria”, ha añadido.