Última hora

Última hora

La start-up como signo de crecimiento económico

Leyendo ahora:

La start-up como signo de crecimiento económico

La start-up como signo de crecimiento económico
Tamaño de texto Aa Aa

Hay soluciones a nuestro alcance para hacer prosperar su start-up. Estamos en Bruselas con Karen Boers, directora de la Red Europea de Start-Up. El problema es que solo el 3% de las start-up creadas en la Unión Europea salen adelante.

Las start-up en Europa

  • En Europa no faltan ni ideas innovadoras ni espíritu emprendedor. Sin embargo, solo el 40% de las nuevas empresas lo hacen más allá de los primeros siete años críticos.
  • Solo el 3% de las start-up aumenta, pero cuando lo hacen, son los campeones de creación de empleo de Europa: el 6% de las empresas crea el 50% de todos los nuevos puestos de trabajo. La creación de empresas de escalada en grandes empresas constituye una gran parte de estos negocios.
  • Las start-up y las ampliaciones informan que el acceso a la financiación, el cumplimiento de los requisitos normativos y la búsqueda de los socios comerciales adecuados son los principales obstáculos para hacer negocios en Europa.
  • La UE está haciendo un esfuerzo contínuo para crear el ecosistema adecuado para las empresas emergentes para ayudarlos a crecer y escalarse en Europa. Esto incluye iniciativas que respaldan la innovación, mejoran el acceso a las finanzas, brindan a los empresarios honestos una segunda oportunidad o simplifican los impuestos.
  • Las iniciativas de abajo a arriba que apoyan la creación de empresas también están en auge: por ejemplo, la Red de Inicio Europea ayuda a los empresarios a comenzar, escalar y tener éxito en la UE.

Boers ve dos razones: “en primer lugar, el miedo al fracaso, que forma parte de nuestro ADN europeo y, en segundo lugar, los mercados fragmentados. Las start-up necesitan conquistar 28 entornos empresariales diferentes antes de que puedan ser totalmente panaeuropeas.”

Teamleader es uno de los mayores éxitos de estos últimos años en Bélgica en empresas emergentes. Creada en 2012 esta empresa ofrece a las PYMEs la suscripción a programas en línea para gestión de las necesidades de sus clientes, proyectos y facturación.

Su director general, Jeroen De Wit, de 29 ans, está orgulloso del camino recorrido: “En cinco años, hemos pasado de Bélgica a seis países europeos. Ahora trabajamos con 170 colegas y apoyamos de 40 a 50 mil personas que inician sesión diariamente en la Plataforma donde intentamos ayudarlos a trabajar de manera más eficaz”.

La empresa ya no es una debutante sino que está firmemente implantada en su mercado. Han multiplido por diez su cifra de negocio en dos años dejando atrás los riesgos iniciales, a veces fatales, de las start-up.

De Wit espera conquistar nuevos mercados y crear empleos “Gracias a la Red Europea de start-up, podemos asistir a conferencias internacionales para ver a potenciales clientes e inversores que nos ponen en contacto con ecosistemas locales que nos ayudarán a crecer en el futuro”.

Para Karen Boers el ecosistema ideal para una start-up tiene cuatro puntos: primero y más importante, los clientes, segundo, los talentos a contratar; tercero otras start-up para aprender y cuarto, inversores para financiar el crecimiento contínuo”.

Para reunir estas condiciones la Unión Europea ha puesto en pie para las start-up toda una serie de ayudas a la innovación y acceso a la financiación. Se trata también de ofrecerles a los emprendedores una segunda oportunidad en caso de fracaso y simplificar la fiscalidad.