Última hora

Última hora

¿Qué ha pasado con los miles de millones de euros en intereses de la deuda griega?

Leyendo ahora:

¿Qué ha pasado con los miles de millones de euros en intereses de la deuda griega?

Tamaño de texto Aa Aa

Sin el plan de rescate de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Montetario Internacional (FMI), Grecia probablemente habría quebrado en 2012. Seguramente habría terminado abandonando el euro a riesgo de sacudir todo el sistema bancario de la eurozona.

Entre los cientos de miles de millones movilizados para apoyar al país, casi 27 mil millones habrían sido utilizados por los bancos centrales de la zona euro para comprar deuda griega y detener la especulación. Cinco años después, ahora sabemos que estas compras de bonos soberanos han sido muy lucrativas.

En una carta enviada recientemente a los eurodiputados, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, reveló que los bancos centrales nacionales de la eurozona han ganado 7.838 millones de euros en intereses desde 2012.

¿Quién se ha beneficiado más y qué ha sido de este dinero? Euronews ha investigado.

Opacidad

Solicitamos al Banco Central Europeo que arroje algo de luz sobre cómo se han distribuido estos miles de millones de euros en intereses entre los Estados miembros de la zona del euro, pero no respondió. “Por razones legales, los Estados miembros no pueden declarar cantidades específicas transferidos por los bancos centrales nacionales a Grecia”, dice una fuente europea.

Entonces hicimos la misma pregunta a varios bancos centrales nacionales.

Imposible saber nada de Irlanda, Italia, ni incluso de Grecia. En España, por ejemplo, el Banco de España, que, según nuestros cálculos, habría obtenido 984,42 millones de euros, nos dijo que no podía darnos ningún detalle “sobre la redistribución de los ingresos generados por el programa de compra de bonos públicos de Grecia, ya que este desglose no es público” de acuerdo con sus propias regulaciones.

En Luxemburgo, la prensa también tuvo que hacer sus propios cálculos.

En cuanto al Banco de Francia, nos remitió a un documento del Tribunal de Cuentas, que nos permitió obtener un poco más de claridad.

¿Quién ha percibido cuánto?

Según nuestros cálculos, es el Bundesbank, el Banco Central alemán, el que más se ha beneficiado de estos intereses al percibir unos 2.003 millones de euros. Tiene lógica, puesto que el Bundesbank es el mayor accionista del Banco Central Europeo.

Pero la prensa alemana, citando fuentes cercanas al gobierno, mencionó una cifra menor (1.340 millones de euros).

Otros dos bancos centrales también recibieron importantes ingresos. Este es el caso del Banco de Francia (con cerca de 1.578 millones de euros) y el Banco de Italia (cerca de 1.370 millones de euros).

A modo de comparación, Malta, el Estado más pequeño de la zona del euro, recibió, según los informes, 7,21 millones de euros.

Aquí el gráfico con todas las ganancias calculadas por Euronews

¿De dónde vienen estos intereses?

Se trata de ingresos procedentes de valores griegos adquiridos por los bancos centrales nacionales del Eurosistema en el marco del Programa del mercado de valores (SMP).

Estas compras permitieron comprar deuda pública en los mercados secundarios “para evitar un aumento excesivo de los tipos de interés de los Estados miembros de la zona del euro afectados por la crisis de la deuda pública”, recuerda el Tribunal de Cuentas francés.

Como resultado de este programa, los países participantes recibieron intereses de Grecia sobre los bonos que habían comprado. Fue este dinero el que acordaron devolver bajo el acuerdo de rescate de 2012.

Dinero para Grecia

Según un acuerdo alcanzado entre los acreedores de Grecia en 2012, los Estados miembros de la eurozona que habían comprado bonos griegos se habían comprometido a pagar los intereses vencidos al Banco Central de Grecia.

Pero cinco años después, ese no es el caso.

Cuando Alexis Tsipras llegó al poder en 2015 y rechazó un acuerdo propuesto para ampliar el rescate, los ministros de Finanzas de la zona euro acordaron congelar estos pagos, tras haber devuelto 4.300 millones de euros en relación con la compra de deuda y un programa separado conocido como ANFA.

Los ministerios de finanzas contactados por Euronews, incluidos los de Francia y Alemania, se negaron a comentar sobre los intereses que se han devuelto, aunque los medios alemanes afirmaron que ninguno de los intereses ha sido devuelto a Atenas desde 2015.

La retención de este dinero, según Christopher Dembik, economista de Saxo Bank, sirve como un “tipo de castigo” combinado con un “medio para presionar” a Grecia para que cumpla con sus obligaciones de rescate.

Si Grecia pudiera hacerse con el dinero, probablemente lo usaría para pagar otra deuda, agregó.

La cuestión de si el dinero alguna vez regresa a Atenas podría decidirse en la segunda mitad de 2018 cuando termine la tercera parte del rescate griego.