Última hora

Última hora

Marruecos, a la vanguardia del sector aeronáutico

Asistimos al "Aeromart Nagoya" para averiguar qué papel tendrán los mercados emergentes en el próximo capítulo de esta industria

Leyendo ahora:

Marruecos, a la vanguardia del sector aeronáutico

Tamaño de texto Aa Aa

“Nagoya es el centro de la industria aeroespacial japonesa. En esta plataforma internacional es donde se desarrolla el sector de la aviación, aquí se realizan acuerdos a nivel global. Asistimos al “Aeromart Nagoya” para averiguar qué papel tendrán los mercados emergentes en el próximo capítulo de esta industria”.

250 empresas se reunieron este año en el Aeromart Nagoya para participar en intensas reuniones B2B. El objetivo: desarrollar negocios globales más allá de Japón y en línea con las últimas tendencias del mercado. La creciente demanda de aviones ha propiciado que los principales actores de la industria aeroespacial se estén desplazando a países emergentes como Malasia, Filipinas y el norte de África. En Kawasaki, fabricante líder de aviones, consideran que estos países pueden ayudar a reducir los costos de producción.

“Los países emergentes se están convirtiendo en muy importantes para nosotros. Eso sí, todavía carecemos de información precisa sobre todo en lo referente a la producción en África del Norte. Nos gustaría manejar más información en el futuro”, sostiene Yukito Ikeda.

Marruecos ha aprovechado el ascenso de la industria para promocionar en Nagoya su sector de aviación. En menos de 20 años, el país se ha convertido en el centro aeroespacial del norte de África y consolidado como destino favorito para las empresas manufactureras europeas que desean una ventaja competitiva. La firma francesa Daher se estableció en Marruecos en 2001 y pronto abrirá una tercera fábrica.

“Nos hemos planteado una nueva inversión en materiales compuestos, que se estableció en Tánger en 2016 y que se inaugurará a principios de 2018 para apoyar a los fabricantes”, dice su presidente Jean-Claude Mazzocco.

En 2016, Boeing firmó un acuerdo con Marruecos con un impacto económico anual estimado de mil millones de dólares estadounidenses y la creación de 8700 nuevos puestos de trabajo.

“El sector de la aviación en Marruecos está extendiendo sus alas, con un crecimiento anual de ingresos del 17%. Pero, ¿por qué la aviación marroquí es un sector tan atractivo? Para averiguarlo me voy a Casablanca”.

La metrópolis marroquí ocupa el sexto lugar entre las 10 principales ciudades aeroespaciales en términos de rentabilidad. Casablanca es el hogar de marcas internacionales como Safran, Thales o Hexcel Composite. Visitamos Bombardier, una compañía de ensamblaje de aviones que opera desde hace 4 años y tiene planes de expandirse por todo el país. Stephen Orr, vicepresidente de la compañía en Marruecos, nos lo cuenta:

“Ahora somos parte de lo que ustedes llaman ‘el ecosistema’ de Marruecos. El número de empresas que se instalan aquí es cada vez máyor, como lo son también las tareas que desempeñan, por lo que creo que esta es una buena señal para el futuro. Los mercados emergentes ofrecen otra fuente de producción de alta calidad y bien educada y nos brindan la competitividad que necesitamos y que nuestros clientes demandan. Se están demandando costos cada vez más bajos para una calidad cada vez mayor. Esto es la aviación y no estoy seguro de que pudiésemos lograrlo sin acudir a algunos de estos mercados emergentes”.

En el Instituto de Aeronáutica IMA se está formando a todo tipo de personal y los estudiantes se prepararan para su carrera en el sector aeroespacial. Este año, alrededor de 1400 marroquíes se unirán a una de las 130 compañías en cualquiera de los cuatro ecosistemas aeronáuticos: montaje; sistemas de interconexión de cableado eléctrico; mantenimiento, reparación y revisión; e ingeniería.

El grupo industrial aeroespacial marroquí GIMAS se ha propuesto como meta integrar más impresión 3D a la industria. “Hoy el sector emplea a más de once mil personas en sus diferentes niveles. Nuestro desafío en los próximos años es instalar un ecosistema de ingeniería, investigación y desarrollo e innovaciones muy fuertes”, aventura Karim Cheikh.

Reuniones Aeroespaciales Casablanca se centró en hacer del sector de la aviación una de las principales prioridades del Plan de Aceleración Industrial y así desarrollar nuevos ecosistemas que dupliquen el número de empleados en el país. Marruecos cerró el segundo trimestre de 2017 con una tasa de desempleo del 9.3%.

“Hemos puesto en marcha dos nuevos ecosistemas: uno de motor y otro relacionado con los materiales compuestos. Calculamos que hasta 2030 habrá una demanda de 40 mil aviones. Esto es simplemente inaudito y, por lo tanto, la necesidad de proporcionar dispositivos operativos a los fabricantes de aeronaves es cada vez mayor. A ellos no les queda otro remedio que buscar plataformas que ofrezan competitividad, así como calidad y la probada habilidad de sus ingenieros y los trabajadores”, concluye el ministro Moulay Hafid El Alamy.