Última hora

Última hora

Archivos de JFK: 12 cosas que hemos aprendido sobre la última publicación de documentos

Leyendo ahora:

Archivos de JFK: 12 cosas que hemos aprendido sobre la última publicación de documentos

Tamaño de texto Aa Aa

Los Archivos Nacionales de EE.UU. han publicado unos 2.800 documentos clasificados o censurados relacionados con el asesinato del ex presidente John F. Kennedy en 1963.

La publicación se hizo bajo una ley de 1992, que exigía que los documentos vinculados con el caso se abran en 25 años a menos que el presidente objete por motivos de seguridad nacional.

Kennedy fue asesinado a tiros el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas.

Presuntamente fue asesinado por el ex marine estadounidense Lee Harvey Oswald, por motivos que siguen sin estar claros. Oswald nunca fue juzgado porque fue asesinado a tiros dos días después de su arresto por el dueño del club nocturno local Jack Ruby, quien fue condenado y sentenciado a muerte pero murió de cáncer en 1967.

El asesinato de Kennedy y la rocambolesca serie de incidentes que siguió ha sido objeto de numerosas películas, libros y teorías de conspiración.

Pero, ¿Qué hemos aprendido hasta ahora con la última publicación de documentos?

1. Faltan cientos de documentos

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acordó posponer la publicación de cientos de archivos que se suponía que iban a hacerse públicos, a la espera de una revisión pública que finalizará el 26 de abril.

En un memorando publicado por la Casa Blanca, Trump dijo que no tenía “otra opción … sino aceptar esas revisiones en lugar de permitir un daño potencialmente irreversible a la seguridad de nuestra nación”.

Los amigos de las teorías de la conspiración están servidos.

Tras el lanzamiento, Trump dijo en Twitter que esperaba obtener público “casi todo” al final.


2. El FBI advirtió sobre una posible amenaza de muerte contra Oswald

Una nota escrita por el director del FBI J. Edgar Hoover dice que la agencia de inteligencia había advertido de una posible amenaza de muerte para Oswald, que estaba bajo custodia policial en ese momento.

“No hay nada más en el caso Oswald, excepto que está muerto”, escribió el 24 de noviembre de 1963.

“Anoche recibimos una llamada en nuestra oficina de Dallas de un hombre que hablaba con voz tranquila diciendo que era miembro de un comité organizado para matar a Oswald.

Inmediatamente lo notificamos al jefe de la policía y él nos aseguró que Oswald recibiría protección suficiente. Esta mañana llamamos de nuevo al jefe de policía para advertir sobre la posibilidad de alguna acción contra Oswald y nuevamente nos aseguró que se le brindaría la protección adecuada. Sin embargo, no se hizo”.

3. Hoover temía teorías de conspiración

En la misma nota el presidente Hoover expresó su temor de que la gente no creyera que Oswald era el verdadero asesino.

“Lo que más me preocupa es tener algún elemento para convencer al público de que Oswald es el verdadero asesino”, escribió.

4. Extraño plan de la CIA para matar a Castro

La CIA planeó varios proyectos extraños para matar al líder cubano Fidel Castro, que incluían “contactos con elementos del crimen organizado”.

“Entre los medios considerados estaban el veneno, las píldoras de botulismo y el uso de grupos de exiliados cubanos”,según uno de los documentos

Otro plan pensaba recurrir a un traje de buceo contaminado y conchas explosivas (por la conocida afición al buceo del líder cubano).

“El plan de la CIA consistía en empolvar el interior del traje con un hongo que producía pie de madura, micetoma, una enfermedad crónica incapacitante y crónica, y también contaminar el traje con bacilos que habrían provocado tuberculosis en el aparato respiratorio”, según un archivo.

“Hubo también discusiones sobre la preparación de una concha marina explosiva que se sumergiría en un área donde Castro buceaba a menudo”.

5. Embajador cubano reacciona con “alegría”

Cuba ha insistido en que no tuvo nada que ver con el asesinato de JFK, pero poco después de que ocurriera, un memorando de la CIA revela que el embajador cubano Cruz y su personal actuaron con “alegría”.

“El embajador Cruz recibió el cable, que ordenaba al embajador y su personal a comportarse de acuerdo con la posición oficial de La Habana. Cruz luego emitió instrucciones a su personal y a los consulados cubanos y la oficina comercial Toronto y Montreal para que ‘dejaran de parecer felices en público’ “, según la nota.

6. El Kremlin sospecha que LBJ estaba detrás del asesinato

La Unión Soviética tenía una serie de teorías sobre el asesinato de JFK, incluidas las sospechas de que el presidente Lyndon B. Johnson podría haber estado detrás, de acuerdo con una nota del director del FBI J. Edgar Hoover a la Casa Blanca más de tres años después de la muerte de Kennedy.

El documento decía que los funcionarios soviéticos pensaron que “hubo una conspiración bien organizada por parte de la ‘ultraderecha’ en los Estados Unidos para llevar a cabo un ‘golpe’”.

“El asesinato no fue obra de un hombre, pero … fue fruto de una campaña cuidadosamente planeada en la que participaron varias personas”, agregó.

Una fuente también dijo al FBI que el KGB estaba en posesión de “datos que parecen indicar que el presidente Johnson fue responsable del asesinato del fallecido presidente John F. Kennedy”.

7. Los soviéticos consideraban a Oswald “maníaco neurótico”

En el mismo documento, los funcionarios soviéticos describieron a Oswald como un “maníaco neurótico que era desleal a su país y a todo lo demás”.

“Los funcionarios soviéticos afirmaron que Lee Harvey Oswald no tenía ninguna conexión con la Unión Soviética … Notaron que Oswald nunca perteneció a ninguna organización en la Unión Soviética y nunca se le otorgó la ciudadanía soviética”.

8. Oswald habló con un miembro de la unidad de asesinatos del KGB

Oswald habló con “un oficial identificado de la KGB” en Ciudad de México en septiembre de 1963, según una nota de la CIA

En la llamada telefónica, que se produjo unos dos meses antes del asesinato de Kennedy, Oswald se identificó por su nombre y habló en ruso mientras le preguntaba a Valeriy Vladimirovich Kostikov si había “algo nuevo sobre el telegrama en Washington”.

La nota señala que Kostikov es miembro del Departamento 13, una unidad “responsable de sabotaje y asesinato”.

9. Un periódico británico recibió una llamada anónima justo antes del asesinato

Un reportero del Cambridge Evening News de Gran Bretaña recibió una llamada anónima 25 minutos antes del asesinato de JFK diciéndole que llamara a la embajada de Estados Unidos para obtener una “gran noticia”, de acuerdo con una nota escrita al director del FBI por el subdirector (Planes) de la CIA.

“El servicio de seguridad británico (MI-5) informó que a las 18:05 GMT del 22 de noviembre se realizó una llamada telefónica anónima en Cambridge, Inglaterra, al periodista principal de Cambridge News.

“La persona que llamaba solo dijo que el periodista de Cambridge News debería llamar a la embajada estadounidense en Londres para recibir una gran noticia y luego colgó”, dice el memo.

“El punto importante es que la llamada se hizo, de acuerdo con los cálculos del MI-5, unos 25 minutos antes de que dispararan al presidente. El reportero de Cambridge nunca había recibido una llamada de este tipo antes y MI-5 afirma que es conocido por ellos como una persona sólida y leal sin ningún registro de seguridad “.

10. El FBI estaba tratando de rastrear a Oswald antes del asesinato

El FBI ya estaba tratando de rastrear a Oswald en octubre de 1963, según los memorandos por la división de la agencia en Nueva Orleans.

Un agente escribió que Oswald era de interés según “fuentes cubanas”, y que la información se había enviado a las autoridades de Dallas.

11. Diagramas de asesinato de la CIA

En el comunicado se incluye un largo informe: //www.archives.gov/files/research/jfk/releases/docid-32112745.pdf sobre tramas y programas de asesinatos de la CIA, y decenas de recibos y libros de contabilidad con sumas de cientos de miles de dólares en operaciones encubiertas en Cuba, Vietnam y la República Dominicana.

12. Fiestas sexuales de Hollywood’

Un documento del FBI se refiere a una “prostituta de Hollywood de alto precio” que era amiga íntima del detective privado de Los Ángeles Fred Otash que había sido condenado por “arreglar carreras de caballos”.

La mujer se puso en contacto con miembros de la oficina de campo del FBI en Los Ángeles y les dijo que Otash le había preguntado sobre su “participación en fiestas sexuales” con JFK, su cuñado Peter Lawford, Frank Sinatra y Sammy Davis Jr. Ella dijo que “no sabía nada” sobre esas fiestas.

Más tarde Otash dijo a los agentes del FBI que la revista “Confidencial” estaba “buscando trapos sucios sobre Kennedy o Lawford” para una serie de artículos antes de las elecciones de 1960.