Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

¿Nuestros coches funcionarán con hidrógeno de aquí a 2025?


futuris

¿Nuestros coches funcionarán con hidrógeno de aquí a 2025?

Remplazar la gasolina por hidrógeno es una solución para reducir las emisiones de CO2 en la carretera. Un proyecto europeo está en marcha con el fin de incentivar esta tecnología.Hoy en día solamente unos cientos de vehículos la emplean, en Europa. Dimamarca es uno de los países pioneros. De hecho es el primer país del mundo que cuenta con una red de gasolineras de hidrógeno, concretamente 10, repartidas a través de todo el territorio.

Tejs Laustsen Jensen, director de Hydrogen Danemark, explica que “en lugar de una batería, hay un depósito de combustible en el que el oxígeno reacciona con el hidrógeno, creando electricidad y agua. Es una reacción química: el agua sale por el tubo de escape y esa es la única emisión”.

El objetivo del proyecto europeo es que de aquí a dos años haya medio centenar de estaciones de hidrógeno en Europa y el número de vehículos a base de hidrógeno, se multiplique por dos.

Si los comparamos con los eléctricos, estos coches tienen ciertas ventajas. Según Tejs Laustsen Jensen, “la conducción es muy suave, el motor apenas hace ruido con la ventaja de que puede seguir los mismos patrones que un coche con motor de combustión. El depósito se llena en 3 o 4 minutos y tiene una autonomía de entre 400 y 600 kilómetros”.

Uno de los desafíos es producir un hidrógeno limpio a partir de fuentes renovables. La tecnología ya está ahí. En la planta de Sheffield, Inglaterra, una turbina eólica aporta la energía necesaria para producir allí mismo el hidrógeno a partir de la electrolisis del agua.

Ben Madden, coordinador del proyecto, H2ME comenta que “actualmente, la mayor parte del hidrógeno que se emplea proviene de combustibles fósiles. Pero si contamos utilizarlo para la movilidad y el transporte, la fuente de producción debe ser limpia y sostenible. Es posible: conectándo con un cable la fuente de producción y el vehículo.”

Los investigadores están trabajando para mejorar la eficacia de los electrolizadores, esos aparatos que permiten separar el agua en dos elementos, por un lado el hidrógeno y por otro el oxígeno. El hidrógeno después se purifica y tiene la ventaja de poder ser almacenado allí mismo, Esta empresa está poniendo a punto electrolizadores perfeccionados para producir hidógeno limpio.

Charles Purkless, gerente de desarrollo comercial de ITM explica otras ventajas. “Podemos obtener hidrógeno cuando haya un excedente de electricidad, cuando cueste menos y cuando sea más “verde”. Es posible hacerlo en cualquer lugar, por ejemplo en la gasolinera, o mejor dicho en la estación de servicio. Además con el almacenamiento del hidrógeno se evita la necesidad de transportar el combustible en camiones cisterna”, dice.

Otro desafío de talla es el coste. Un vehículo que funciona con hidrógeno es bastante más caro que uno convencional. Ben Madden, señala que “el objetivo es que de aquí a más o menos 2025 es que un vehículo a base de hidrógeno represente un coste similar para su propietario similar al de un coche de gasolína o de gasóleo hoy.

¿Habrá una competición entre los coches de hidrógeno y los que funcionan con baterías eléctricas? Según Tejs Laustsen Jensen “en el futuro convivirán ambos: los vehículos con baterías eléctricas y los de hidrógeno. Ya contamos con vehículos híbridos y creo que veremos los tres tipos funcionando. Pero la batalla primero y ante todo es contra las tecnologías fósiles.”

Su ambición es ver como de aquí a diez años, centenares de miles de coches propulsados por hidrógeno recorren las carreteras europeas

Selección del editor

siguiente artículo
Tecnología puntera para detectar el fraude en la composición del vino

futuris

Tecnología puntera para detectar el fraude en la composición del vino